Seleccionar página

✔ La oferta y la demanda de créditos rápidos no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero, además, la inclusión y el desarrollo de nuevas tecnologías como internet o los smartphones en los procesos de solicitud, análisis y contratación de, por ejemplo, microcréditos, préstamos de dinero rápido, ha modernizado todavía más el sistema. La revolución ha sido tal, que ya se habla de un nuevo concepto: las empresas Fintech.

​Si bien, ya en los años 50 surgió el primer concepto de Fintech cuando Franck McNamara fundó Dinners Club, la primera tarjeta de crédito de la historia, que permitía pagar en los restaurantes neoyorquinos a cambio de una comisión del 7% y en los años 60, Barclays Bank estrenó su primer cajero automático, no fue hasta el crash financiero que impulsó Hong Kong con la incursión en el mercado de Bloomberg o Paypal.

Fintech es una palabra que proviene de la lengua inglesa y que sale de unir Finance y Technologhy y realmente aglutina a todas las empresas de servicios financieros que utilizan las últimas tecnologías para ofrecer al cliente servicios ultra innovadores.

Las Fintech vienen para cambiar el sector financiero tanto a nivel particular como empresarial. Es la revolución del modo tradicional de operar y aunque ahora suponen un pequeño sector se prevé un aumento exponencial en los próximos años en los mercados financieros más avanzados. En la actualidad, las Fintech funcionan como brokers siendo meras intermediarias en los procesos de transferencias, préstamos, compras y asesoramiento financiero entre otros.

Con la gran crisis y tras la caída de Lehman Brothers, sumado con el descontento de la banca tradicional, empezaron a surgir múltiples Fintech con nuevas alternativas de financiación e inversión para aquellas personas y/o empresas que dejaron de ser financiadas por la banca tradicional. Las nuevas regulaciones legales y la desaparición del miedo del inversor ante lo desconocido hacen que las empresas Fintech puedan ir haciéndose un hueco importante dentro de la banca.

🎓 BECAS SOLIDARIAS frente a la EMERGENCIA SANITARIA

Beca Solidaria GADE BS

✔️ ¿Aún NO sabes como aprovechar TODO el tiempo que pasas en casa? PRIORIZA.

❝Durante la crisis del COVID-19 puedes hacer muchas actividades para aliviar el confinamiento en casa, leer libros, ver peliculas, hablar por Skype. Sin embargo, cuando todo esto acabe solo hay una cosa que te permitira estár mejor que antes de comenzar. FORMARTE.❞

✔️ BECAS SOLIDARIAS frente a la EMERGENCIA SANITARIA» son la INVERSIÓN PERFECTA para dejar de procrastinar en casa.

Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) han tenido que ver mucho en la instauración de las Fintech, ya que están transformando el mundo financiero. Ahora desde nuestro Smartphone podemos controlar de manera segura y rápida todas nuestras finanzas.

La banca tradicional, hasta ahora ha sido un monopolio de las finanzas, repartido entre unos cuantos. Su inmovilismo hace surgir las Fintech que ven un interesante sector donde poder crecer y expandirse dando unas alternativas al usuario para el manejo de sus finanzas de una forma mucho más económica. Sí su auge es el que se espera, desaparecerán muchas de las oficinas bancarias a pie de calle para dar paso a una oficina online, qué si bien actualmente una parte de la población más joven está habituada a su manejo, queda una parte importante de ella a la que mostrar y enseñar las enormes ventajas de este sistema frente a la banca tradicional.

Su éxito radica de cara al usuario en ofrecerle productos de calidad, demandados y que pueden obtenerse de manera rápida. Las Fintech vinieron para quedarse. Basan su fortaleza en la tecnología aplicada a ofrecer respuestas a los usuarios de productos financieros. En cierta manera, han democratizado la forma en la que circula el financiamiento, recortando rápidamente el terreno en muchos casos a fórmulas tradicionales de financiamiento y de gestión de fondos. Uno de los casos más cercanos es el de los bancos online o banca directa, aunque en la actualidad existen numerosas formas de startup Fintech que están abriendo nuevos horizontes.

Estas startups son la clave de este negocio utilizando la tecnología financiera como medio para abaratar costes y simplificar procesos, dando como resultado un servicio eficiente en internet para el usuario, a la vez que generan menores comisiones en relación a los sistemas tradicionales.

El desarrollo de la economía digital y de las empresas de base tecnológica (startup) han permitido gran una variedad de oportunidades de negocio que se amoldan a las necesidades de los usuarios, como también de aquellos quienes desean emprender un nuevo camino en términos generales de productividad y control administrativo de su capital.

Las Fintech han abierto un nuevo panorama para inversores que quieren invertir en proyectos de economía real. Ayudar a individuos y entidades a financiar sus proyectos, a la vez que consiguen un rendimiento económico.

La banca tradicional debe de adquirir un compromiso con el cambio mucho más efectivo que el que ahora se está aplicando, con más agilidad empresarial, ya que la competencia no viene de otros bancos, sino que viene de Paypal, Amazon, Google, ApplePay o Bit Coin entre otros donde presentan propuestas disruptivas con servicios financieros innovadores. Para ello, deben de primeramente, entender a los clientes, aliarse con empresas tecnológicas y apoyar la flexibilidad como claves para su supervivencia. El rápido crecimiento del ecosistema Fintech está permitiendo a las empresas externalizar partes de sus procesos de innovación, ya que por lo general esperan a ver cómo se comportan las nuevas soluciones en el mercado antes de desarrollar una propia. La proliferación de estas empresas ofrece a las instituciones financieras un “supermercado” de soluciones tecnológicas, permitiéndolas generar nuevas soluciones mediante operaciones de absorción o asociación.

La comunicación digital tiene un peso específico a la hora de relacionarse con la entidad financiera y en este punto, los Millenials, con una educación financiera todavía baja, juegan un papel importante, donde la mayor parte de la población tienen cuenta por internet, utilizan las apps bancarias y, solo un porcentaje bajo acude a la oficina bancaria como forma de relación con la entidad financiera.

Que las Fintech han venido para quedarse nadie lo discute. Para ello, han tenido que ganárselo con confianza y transparencia, especialmente a medida que han ido creciendo dentro del mercado con mayor alcance de número de clientes. Su técnica se basa inicialmente en no competir directamente con la industria financiera, sino en moverse en un medio en el que la banca y las Fintech encuentran en la colaboración un beneficio mutuo. Centrarse en el cliente 100% es una de sus principales premisas, con una fuerte relación entre la facilidad y accesibilidad de adquirir productos o servicios financieros y los ingresos que esto genera.

Si te gusta el tema financiero y conocer más sobre las tecnologías de las finanzas, te proponemos cursar el Master en Dirección Financiera (www.gadebs.es)

▸Estimado lector, ¡¡gracias por su tiempo!!

Si te gustó este contenido quizás te interese…

Qué debes tener en cuenta al firmar un contrato de trabajo
Cómo aplicar la técnica del Storytelling en una entrevista de trabajo
Consejos para negociar el salario en una entrevista de trabajo