Seleccionar página

La vertiginosa velocidad de los cambios tecnológicos y el avance de la innovación en las empresas están dando lugar a un nuevo perfil de profesional que se distingue por su capacidad de adaptación y aprendizaje constante. Es el knowmad, uno de los perfiles profesionales que mejor se mueve en este mundo digitalizado y que hoy te presentamos desde nuestra escuela de negocios.

Las empresas siempre valoran la capacidad de adaptación de sus trabajadores, aunque parece que en el futuro esta cualidad no será una opción. Un estudio de la Universidad de Oxford asegura que el 47% de los empleos actuales serán automatizados por robots en 20 años y que la externalización se extenderá entre las corporaciones, impulsando el autoempleo. Ante este panorama, parece evidente que el trabajador del futuro tendrá que ajustarse a este nuevo perfil.

 

Qué es un trabajador knowmad

El término knowmad es un neologismo que combina las palabras en inglés ‘know’ (conocer, saber) y ‘nomad’ (nómada) y fue creado por el sociólogo estadounidense John Moravec para referirse a “los trabajadores nómadas del conocimiento y la innovación”. Este perfil profesional se caracteriza por ser innovador, imaginativo, creativo, capaz de trabajar en colaboración con casi cualquier persona, en cualquier momento y lugar.

Aunque el futuro apunta a un auge del autoempleo, lo cierto es que la mentalidad del knowmad es aplicable tanto a los trabajadores por cuenta propia como a los empleados. En cualquier caso, el desarrollo de las competencias digitales y la mejora de sus habilidades, muy presentes entre los trabajadores knowmad, serán la llave para una próspera carrera profesional en los próximos años.

 

Cualidades del profesional knowmad

Una de las cualidades que distingue a los profesionales con este tipo de perfil es que potencian en sí mismos la innovación y no cierran la puerta a su reciclaje personal para seguir desarrollándose. Son muchas las virtudes que ayudan a estos profesionales a moverse en el actual mundo cambiante. Entre ellas, podemos señalar:

 

  • Son trabajadores completamente digitalizados y siempre conectados a personas, ideas, organizaciones, etc.

  • Tienen una fuerte actitud emprendedora y no temen al fracaso.

  • Se preocupan cada día por la mejora de su propia empleabilidad y su autogestión.

  • Buscan información y la usa para generar conocimientos en diferentes contextos.

  • Son muy intuitivos y suelen tener buenas ideas que aplican a su labor.

  • Tienen la capacidad de resolver problemas utilizando herramientas digitales o de cualquier otro tipo.

  • Son observadores, están atento a los contextos y a la adaptabilidad de la información.

  • Tienen la capacidad de desaprender rápidamente, sumando nuevas ideas.

 

 

Aprender haciendo, una nueva formación

Con el knowmad, se desarrolla un nuevo paradigma de aprendizaje que puede ser de gran ayuda para las empresas y colectivos: aprender haciendo. Moravec define esta formación como un “aprendizaje colectivo y entre pares” que tiene como principal objetivo el desarrollo personal, pero que involucra a toda la comunidad y pone el énfasis en cómo se aprende y no en los contenidos.