Seleccionar página

Durante la jornada laboral, entre las actividades que realizamos nos distraen todo tipo de conversaciones, interrupciones de compañeros y jefes, llamadas de teléfono, alertas de aplicaciones del móvil, e-mails, ruidos… Un estudio revela que una persona que trabaja en una oficina pierde una media de 86 minutos de su tiempo debido a distracciones en el entorno laboral. Desde nuestra escuela de negocios te explicamos qué pueden hacer las empresas y trabajadores para evitar esta pérdida de tiempo y dinero.

Una distracción cada 3 minutos. Ese es el promedio que sufren los trabajadores que trabajan en oficinas abiertas según las conclusiones de un estudio de la multinacional Steelcase en espacios de trabajo de todo el mundo. Un tercio de los trabajadores no encuentra la manera de concentrarse y un porcentaje similar prefiere abandonar su oficina para acabar su trabajo.

 

Nuestra escuela de negocios te ofrece trucos para evitar distracciones en la oficina

 

Las oficinas abiertas son los espacios que más invitan a la distracción. Según este estudio, el 85% de los trabajadores no puede concentrarse en espacios diáfanos y 9 de cada 10 considera imprescindible contar con un espacio privado donde poder realizar parte de su trabajo. Además, el 87% de los trabajadores encuestados asegura que no puede trabajar en grupo sin interrupciones ni interferencias.

 

Hábitos para no perder la concentración en la oficina

Silencio, privacidad y aire fresco son los tres elementos que los trabajadores demandan a sus empresas para estar más concentrados, según este estudio. Aunque en este empeño por lograr la máxima concentración y eficiencia en la oficina, se pueden adoptar una serie de buenas prácticas por parte de empresas y trabajadores que ayudarían a mejorar la productividad.

 

Evita distracciones no deseadas

Es importante evitar las distracciones durante el tiempo de trabajo. Es bueno apagar el móvil de vez en cuando o silenciar las aplicaciones que pueden desconcentrarte. Organiza tu tiempo y tu descanso, y no sucumbas a otros estímulos que puedan interrumpir tu plan de trabajo.

 

El lugar de trabajo también influye

Es algo que los trabajadores no suelen poder elegir, pero que las empresas deberían tener muy en cuenta: una oficina con diversos ambientes para trabajar ayuda a la concentración de sus empleados y esa flexibilidad puede hacer más eficiente su empresa.

La existencia de diferentes espacios facilita que el trabajador pueda elegir dónde y cómo trabajar, en función de la actividad que esté realizando. Las empresas deben entender que hay personas que se concentran mejor en ambientes bulliciosos como una cafetería, aunque por lo general los trabajadores necesitan privacidad y silencio para realizar las tareas que precisan de mayor concentración.

 

Cambia de postura, te ayudará a mantener la concentración

Tanto en el proceso creativo como en la realización de una actividad que requiera cierto grado de concentración, la postura física juega un papel muy importante. Por eso, es fundamental que, de vez en cuando, podamos estirar las piernas y pasear para activar el cerebro. También resulta conveniente contar en las empresas con espacios que permitan trabajar tanto de pie como sentado. Incluso existen oficinas donde se puede hacer ejercicio al tiempo que trabajas.