Seleccionar página

Existen personas que son capaces de cautivar a otros con tan sólo hablar. Las personas carismáticas, tienen la capacidad de ser el centro de atención de los lugares a los que existe, da igual si cuentan con mejor o peor aspecto físico o si disponen o no de recursos económicos, porque las personas con carisma tienen una personalidad muy potente que les hace brillar con luz propia.

 

Muchos dicen que el carisma es una habilidad innata y esta afirmación no es del  cierta, cualquier persona puede convertirse en carismática, hace falta práctica, dejar a un lado nuestro lado más vergonzoso y confiar más en nosotros, por eso desde nuestra escuela de negocios, te citamos las claves para potenciar tu carisma.

 

Transmitir confianza

Si algo caracteriza a los carismáticos es que, como dijimos anteriormente, son capaces de meterse a cualquier persona en el bolsillo y esto sólo se consigue teniendo confianza en uno mismo y al mismo tiempo externalizándola y transmitiéndola a los demás.

 

Lenguaje corporal

El lenguaje no verbal también es muy importante en una persona carismática, ya que con él podrás mostrarte más accesible al público. Es importante que mantengas una postura lo más erguida posible, son la cabeza alta, ya que eso demuestra decisión. Por otro lado, debes conseguir que tu lenguaje corporal acompañe al verbal, de ese modo inspirarás mayor confianza.

 

Para conseguir mejorar tu lenguaje no verbal, puedes practicar con personas de tu entorno y también frente al espejo, donde contemplarás mejor tus errores.

 

Cautiva a los demás

Da igual de lo que estés hablando, intenta hacer sentir especial a tu interlocutor. Las personas carismáticas logran ponerse siempre al nivel de las personas con las que tratan, es decir, saben desenvolverse en casi todas las situaciones, escuchando a los demás, mostrando empatía y elogiando las acciones de la gente.

 

Encanto e ingenio

Estas dos son dos buenas características de una persona carismática. Por un lado, debes mejorar tu ingenio y sacar a la luz tu lado más gracioso y divertido, pero a la vez siendo natural y, por otro, tienes que intentar aportar información interesante, mantener siempre una sonrisa y mostrar tu lado más emocional.

 

Pero sobre todo, si quieres mejorar tu carisma, debes hacer que todo lo anterior sea algo natural, porque si parece forzado las personas no te considerarán una persona atractiva y con personalidad. Práctica y potencia aquellas actitudes positivas que caracterizan tu personalidad, esa será la mejor manera de mostrar una personalidad atractiva.