fbpx
Seleccionar página

✔ La utilización de modernos sistemas de comunicación y el desarrollo de nuevas tecnologías en las relaciones humanas hacen necesario un nuevo enfoque del protocolo tradicional. Ahora necesitamos entender cuáles son los procedimientos adecuados para la resolución de los problemas y actuaciones de índole comunicacional y de imagen, en el ámbito laboral y personal.

Clientes, empleados, accionistas, proveedores, autoridades… son múltiples los públicos objetivo o stakeholders con los que la empresa está obligada a comunicarse en su día a día. Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades y cada uno de ellos exige hoy una relación transparente y honesta. La «comunicación empresarial» ha sufrido una evolución vertiginosa en los últimos años y las empresas están obligadas a responder a la necesidad de pasar de la información unidireccional al diálogo y a la conversación con los diferentes interlocutores.

Estos nuevos paradigmas definen la comunicación del siglo XXI. Las empresas y sus departamentos de comunicación han dejado de dominar los mensajes para verse abocados a entablar conversaciones y dialogar con clientes y usuarios. Así como nuevas plataformas digitales: blogs, redes sociales, microblogging, diseminan mensajes y opiniones en tiempo real y con alcance global. Esto provoca que tanto las marcas, la imagen, la credibilidad y la reputación de las organizaciones estén más expuestas que nunca.

En este nuevo contexto, la estrategia comunicativa debe diseñarse teniendo también en cuenta la inmediatez de los nuevos canales y el cuidado del activo intangible que representa la reputación de las empresas y las instituciones.

Claves para mejorar la imagen y comunicación corporativa

  • Planificar la comunicación como un «todo», transversal e integral.
  • Comunicar tanto a nivel externo e interno.
  • Coherencia y sentido común. Fijar la atención en lo realmente importante. «No» a las tendencias, no dejarse llevar por lo que hacen los demás.
  • La comunicación es una actividad profesional donde la «creatividad y el dialogo» son imprescindibles.
  • Honestidad y transparencia en todo lo que hacemos.
  • Dar visibilidad a las personas de la organización.
  • Mensajes alineados en la misma dirección, sin perder la esencia y los valores de la marca.
  • Agilidad y capacidad de anticiparse.

¿Sabes cómo elaborar estratégicamente un plan de comunicación? ¿Te interesa la organización de actos y el protocolo?

⭐️ Nuestro «MÁSTER DE DIRECCIÓN DE PROTOCOLO Y COMUNICACIÓN» está orientado a capacitar al alumno en el desarrollo profesional de la comunicación en empresas e instituciones aportando las competencias para diseñar, ejecutar y evaluar proyectos de comunicación corporativa junto con la organización de eventos institucionales y de empresa.

Con la realización de esta formación adquirirás competencias como:

▸Saber cómo destacar y poner valor en lo que comunicamos.
▸Visión integradora de las técnicas e instrumentos de comunicación.
▸Potenciación de las marcas corporativas o crear una marca corporativa que cree emoción en le mercado.
▸Gestionar la identidad corporativa, la imagen de la organización y la arquitectura de marcas (organización, identidad visual, alcance, relaciones).
▸La capacidad para la organización, ejecución y evaluación de eventos, cuidando especialmente su diseño, control de costes y protocolo.

Es más que evidente que los futuros profesionales de la comunicación se enfrentan a un entorno complejo, aunque según señalan los expertos, también muy fructífero. Algunas de las habilidades y capacidades que estos deberán tener son: el dominio de los idiomas (con el inglés como imprescindible), contar con habilidades digitales, la gestión e integración de equipos, el liderazgo, la empatía y el saber trabajar bajo presión.

Este perfil, coinciden los profesionales en que únicamente se puede conseguir con una formación rigurosa a nivel académico, esencial para entender la metodología, poder adquirir competencias estratégicas y poder obtener una visión global del sector. Pero puntualizan que en el entorno en el que nos encontramos, la especialización también es un valor en alza, pues dota al futuro profesional de un mayor valor y posicionamiento personal dentro del mercado laboral.

▸Estimado lector, ¡¡gracias por su tiempo!!

Si te gustó este contenido quizás te interese…

La importancia de la inteligencia colectiva
Memorizar vs. Estudiar
Las nuevas competencias profesionales NO están en titulaciones universitarias