Seleccionar página

✔ El coaching es una disciplina orientada a resolver problemas y lograr objetivos que cada vez es más utilizada en más campos y el financiero es uno de ellos.

El coach financiero es un profesional que marca las estrategias para poner en marcha las finanzas personales y conseguir metas. No se trata de un asesor, cuya tarea está más enfocada a analizar la situación financiera de la persona para ofrecerle soluciones concretas. A diferencia de un asesor  financiero,  un coach no te dirá que productos  comprar  ni dónde invertir. Su servicio consiste en ayudarte a tomar las decisiones correctas. Por lo tanto, hace consultoría, no gestión. El ‘coach’ se centra más en entrenar a su cliente para que tome las decisiones correctas y cambie sus patrones de comportamiento con el dinero. Se trata de un profesional, con formación multidisciplinar en ‘coaching’ y finanzas, cuya misión es educar y motivar a la persona para que logre las metas que se ha propuesto. El ‘coach’ necesita que su cliente tome una postura activa y trabaje en las estrategias correctas para poner en marcha las soluciones. La función del coach financiero traspasa el asesoramiento para ser el acompañante y permite a la persona tener una visión integral de sus finanzas, adquirir educación financiera, tomar el control de su dinero y alcanzar metas de ahorro.

El coach debe tener un conocimiento amplio de su cliente para poder hacer un trabajo exitoso basado fundamentalmente en:

1.- Confidencialidad. Es esencial por ambas partes: todo lo que se haga, diga o comparta es confidencial. Se firma un documento de confidencialidad al respecto antes de comenzar.

2.-Compromiso 100%. Es esencial por ambas partes: realizar las tareas, preparar y asistir a las sesiones, etc. Se firma un documento antes de empezar a colaborar.

3.-Comunicación. Es esencial por ambas partes: comunicación transparente y honesta con relación a cambios, dificultades, imprevistos, etc. Ha de ser rápida, eficiente y bidireccional.

4.-Confianza. Es el resultado de todo lo anterior. El proceso de coaching financiero se basa obligatoriamente en la confianza mutua.

¿Te gustaría estar 100% preparado para ser tu propio jefe?

 

No todo el mundo es igual, de la misma forma que no todo el mundo quiere desempeñar las mismas funciones y cargos. Quizás tú, seas de los que sueñas con ser tu propio jefe. Si es así, entonces, ¡estás en el sitio correcto! Nuestro «Máster de Emprendedores» te prepara para un mundo repleto de posibilidades. ¡Descubre ahora mismo tu potencial y haz tus sueños realidad con nuestra exclusiva formación!

Portada del Máster de Emprendedores

▸📝 14 MÓDULOS + 🎓 TRABAJO FIN DE MÁSTER | 🌟 LA MEJOR FORMACIÓN AL MEJOR PRECIO◂

 

El ‘coach’ diseñará un plan de acción financiero para conseguir un objetivo SMART que no deja de ser el conseguir una meta inteligente que incorpora todos los criterios para ayudar a enfocar los esfuerzos y ayudar a conseguir objetivos basados en las siguientes etapas:

ETAPA 1.- Análisis inicial. Estudio de la situación financiera de la persona que incluye: su cuenta de resultados; un estudio de los activos, pasivos y balance patrimonial; la realización de un balance personal general; la relación entre los ahorros y los ingresos y los niveles permitidos de deuda y la evaluación del presupuesto. En esta etapa será importante establecer una meta y un objetivo.

ETAPA 2.-Estudio del riesgo: El manejo del riesgo es una parte importante dentro de la planificación financiera, ya que ayuda a evitar que los acontecimientos no esperados afecten a la economía personal y familiar. El profesional ayuda a poner en marcha un plan para mitigar los riesgos y tener una cobertura financiera en caso de que llegue algún imprevisto. En esta etapa, también entraría la planificación de seguros y gestión del gasto.

ETAPA 3.-Identificación y cuantificación de metas financieras: El ‘coach’ guía a la persona en esta fase para que consiga sus objetivos económicos: desde la adquisición de una vivienda hasta un plan de jubilación, pasando por los impuestos, la sucesión o la planificación de metas de ahorro. En esta etapa debemos “ahorrar con pasión” con ciertos sacrificios iniciales, pero con la idea de conseguir un ahorro realista mes a mes.

ETAPA 4.-Plan financiero: Identificar las estrategias necesarias para alcanzar las metas con una visión objetiva y establecer un plan de acción. En esta etapa habrá que evitar errores de alto costo y mantener la atención en tus prioridades y metas, invertir con diligencia. En este punto se puede pensar en un plan de ahorro o pensiones. Planificar los movimientos financieros con prudencia evitando créditos y si se tienen, buscar como amortizarlos hasta eliminarlos.

Realmente el coaching es una combinación de coaching, mentoring y educación financiera.

El coaching financiero puede tocar tanto el aspecto personal como el aspecto empresarial. Los aspectos personales hacen referencia a todas las habilidades que conseguimos mejorar, entre las que están el autoconocimiento, la autoestima, la automotivación, el autocontrol, la mejora de la comunicación entre otros. Con respecto a los aspectos empresariales, con un proceso de coaching financiero vamos a mejorar muchas facetas de nuestra empresa, como por ejemplo la planificación (corto, medio y largo plazo), el establecimiento de estrategias, objetivos y planes de acción, la creación y optimización de todo tipo de procedimientos, la mejora de la eficiencia, la reducción de costes etc.

Por lo tanto, el coaching financiero puede tener diferentes tipos de clientes: Personas físicas, Familias, Autónomos, Emprendedores, Personas jurídicas: sobre todo las pequeñas y medianas empresas (PYMES).

Si bien, donde más se reclaman los servicios de un coach financiero es en el mundo del emprendedor. Emprender un negocio es muchas veces un camino solitario en el que puedes llegar a sentir que todos los resultados dependen únicamente de ti. Esto puede llegar a ser abrumador. Sin embargo, todo buen líder requiere de alguien que le ofrezca orientación en la toma de decisiones. En el ámbito de las finanzas del negocio, este aliado es un coach financiero.

En este punto, es fundamental la retroalimentación. Recuerda que esta es una de las claves para que tu emprendimiento se desarrolle con éxito.

Se trabaja fundamentalmente con:

-Diagnóstico. Evalúan tu capital actual y tu relación con el dinero.

-Inventarios. Analizan tus gastos y las formas en que generas capital.

-Objetivos. Te orientan en la creación de presupuestos y te guían en el camino para sanear las cuentas de tu empresa.

-Inversión. Te ayudan a reconocer cuál es tu tolerancia al riesgo y a decidir cómo invertir tu capital.

El coaching financiero funciona como un servicio de consultoría que te brinda herramientas para optimizar la forma en que tu negocio produce e invierte el capital analizando tu comportamiento empresarial y las expectativas con relación al crecimiento de tu emprendimiento.

Estimado lector, ¡gracias por su tiempo!

Si te gustó este contenido quizás te interese…
¿Qué es una propuesta de valor de producto?
El Euro digital: ¿qué es y qué ventajas tiene?
¿Sustituirá la inteligencia artificial al cerebro humano?