Seleccionar página

La Pyme es el motor de la economía española representado por más de un 98% del tejido empresarial y más del 65% de la fuerza laboral.

Desde hace algunos años, el cierre de sociedades ha ido en aumento a raíz de la crisis y la tasa de supervivencia de la Pyme en España es una de las más bajas de la OCDE a lo que también se suma que solo el 40% de las compañías sobreviven tras 5 años desde su creación.

Los datos pueden llegar a ser alarmantes, pero viene propiciado por las múltiples trabas y dificultades que el empresario de una Pyme se encuentra en el camino, como la crisis del 2008, la liberalización de horarios, o los problemas de financiación que hacen a veces difícil mantenerse en el mercado. Pese a ello, las Pymes se superan y en ello el conocimiento es un importante activo para adaptarse al mercado.

La primera pieza del puzle de la supervivencia es la FLEXIBILIDAD que nos obliga a cambiar el rumbo constantemente para continuar siendo competitivo. Por eso, uno de los mayores handicap es poder tener un modelo flexible y adaptado al mercado.

Hay que esforzarse en buscar la eficiencia, la eficacia y la productividad. Fundamentalmente es importante tener una visión de futuro, crear gráficas de crecimiento y plantearse objetivos anuales iguales o mayores a los anteriores, analizando el ciclo anual de la empresa para adaptarse a la demanda.

La segunda pieza del puzle se llama INNOVARSE O MORIR. Aunque es importante abrir nichos de mercado aún inexplorados, también es importante tener como mantra la “innovación”. Tenemos que intentar seguir nuestro camino siempre, y solo haremos algo porque creamos que es importante para nosotros, no porque a la competencia le funcione. Hay que intentar mantener una relación muy cercana con el cliente con la idea de que nos aporten mejoras y soluciones que nos hagan más fuertes.

Para ello hay que buscar la diferenciación y saber cual es el valor que tiene para el cliente el servicio que le vas a prestar.

La tercera pieza del puzle es la TECNOLOGIA para diferenciarnos de la competencia. Resulta vital la innovación tecnológica. El software de gestión empresarial y contabilidad es un elemento importante para el desarrollo de la empresa ya que nos da una visión rápida de los indicadores del negocio.

Las claves para el buen funcionamiento de una Pyme es ver las señales desde el primer momento en que se producen. Estas pueden ser unas señales claras de alarma:

-No darle suficiente importancia al MARKETING. El esfuerzo en el Marketing ha de ser continuo y diario, y casi siempre se hace cuando ya es demasiado tarde.

-No eres DIFERENTE ni MEJOR. Las diferencias en la oferta frente a la de tu competidor no destaca, por lo que seguirás viviendo en un espacio mediocre.

-No superas el PUNTO MEDIO. Nos quedamos en la planificación e idea inicial. No pasamos de ahí, no arriesgamos, no pasamos del punto medio.

-Somos NUESTROS PEORES CLIENTES. Somos al que peor servicio damos. Cuando tenemos que hacer algo importante para nosotros mismos (sacar una campaña, crear nuevos productos etc.) no le ponemos el mismo empeño que con la atención al cliente y esto se puede traducir claramente en un fracaso del negocio.

-Perdemos el tiempo en ACTIVIDADES DE POCO VALOR. Hacemos una horrible gestión del tiempo, dedicándolo muchas veces a cosa banales en vez de dedicarlo a las dos cosas más importantes: producto y clientes. Las mil distracciones del móvil y de las redes nos secuestran no pudiendo dedicar el tiempo 100% a lo importante.

-Sufrimos la FIEBRE DEL ORO. Intentar subirnos a tendencias que parecen que a otros les funcionan, especulando no emprendiendo. Debemos de analizar el mercado, ver si es viable y saludable y si esto no es así, no meterse.

PONES EL CARRO DE LA VENTA ANTES QUE EL VALOR DEL CABALLO. La gente no te quiere dar su dinero. Las ventas son un carro tirado por el caballo del valor que aportas. La gente no te va a dar el dinero que tanto le cuesta ganar sino le solucionas el problema mucho mejor que el resto. El orden natural de las cosas es primero valor y luego venta.

La formación es un valor importante para el empresario que dirige una Pyme. Conocer el mundo de la Pyme por dentro te hará poder afrontar estos y muchos más dilemas a los que te enfrentas día a día en el mundo empresarial. De ahí, que la Escuela de Negocios Online GADE haya creado su Master de Dirección de Pymes donde nuestro principal objetivo es proporcionar una formación integral que permita acercar al alumno a la realidad más actual del panorama mundial de los negocios, aportando una visión global y estratégica de la actividad empresarial y dotándoles de una amplia gama de herramientas de análisis y tomas de decisiones principalmente con un aprendizaje experimental.

Para todos aquellos que deseen emprender un negocio propio, este Master es una buena inversión, ayudándoles a definir y mejorar sus proyectos empresariales. También va encaminado a todas a las personas con potencial para los negocios que desean afianzar sus dotes de liderazgo y para acceder a diferentes posiciones directivas en cualquiera de las áreas funcionales de la empresa.

Los contenidos son los propios de un MBA, pero con las especificaciones propias de las PYMES y que te van a generar valor en el desarrollo de tu carrera profesional. Creado por profesionales en activos que conocen el día a día empresarial.

Si el mundo de la PYME te atrae, el Master de Dirección de Pymes es sin dudarlo tu mejor elección.

Leer más: Master Oficial Universitario vs Master Titulo Propio