Seleccionar página

Cada día más, los directivos y altos cargos de las empresas son conscientes de que una buena relación entre los trabajadores de la misma, reporta numerosos beneficios que se traducen en una  mayor coordinación y éxito profesional, pero en muchas ocasiones, las actitudes de algunos miembros del equipo fomentan un clima hostil y destructivo, que debe ser abordado con inmediatez. En nuestra escuela de negocios te mostramos las conductas y comportamientos que crean un mal clima de trabajo.

 

Competencia desleal

La competencia está a la orden del día en las empresas, tan sólo hay que saber cómo enfocarla para que nos se convierta en un handicap. Debemos saber reconocer el mérito de nuestros compañeros y, al mismo tiempo, apoyarlo, pero lo que nunca debemos hacer es fomentar la rivalidad con ellos, ya que, con esta actitud sólo conseguiremos crear conflictos internos.

 

Creer en nuestra superioridad

Creernos superiores al resto del equipo, puede derivar en obviar las ideas y opiniones de los demás. Puede que desarrolles tu trabajo de forma óptima, incluso mejor que algún que otro compañero, pero no debe servir como excusa para ignorar las ideas, soluciones y opiniones de otros compañeros.

 

Temas y aspectos personales

Inmiscuirnos en temas personales que atañen a otros compañeros o superiores, es un gran error en un entorno laboral. Es normal que entre grandes grupos de trabajo surjan los rumores y las especulaciones sobre temas de ámbito personal, pero entrar en ese juego sólo provocará vernos involucrados en problemas que no nos conciernen y, además ocasionarán que los compañeros pierdan la confianza en nosotros.

 

Comportamientos y actitudes negativas

Tener un mal día en el trabajo o en casa puede ser algo habitual, pero debemos enfrentarnos a esta situación con positivismo y sobre todo evitar pagarlo con nuestros compañeros. Una actitud negativa continua, puede provocar la desmotivación de los que trabajan codo con codo contigo.

Estas actitudes te ayudarán a mejorar el clima laboral dentro de tu trabajo y ha lograr mejor relación con los compañeros y una mayor productividad.