Seleccionar página

Las mejores empresas de todo el mundo en la actualidad, utilizan todo tipo de recursos para hacer mejorar a sus equipos de trabajo, desde técnicas de coaching y liderazgo profesional, hasta una formación extra que coloca a todos los empleados en una categoría superior y que les otorga mayores conocimientos y mayor entrenamiento para cualquier situación de acción. En el artículo de hoy, queremos hablar de cómo afectan las nuevas tecnologías a los empleados en la actualidad.

 

Las nuevas tecnologías en el trabajo

Las nuevas tecnologías, han traído consigo una auténtica revolución en lo que a empleo se refiere. Incorporarlas en los puestos de empleo, actualmente supone un punto a favor en casi la totalidad de empresas.

 

Optimización

Todo lo relacionado con ellas, como la utilización de internet o la creación de nuevas herramientas de trabajo, ha logrado que se puedan optimizarse las tareas diarias, ya que  reducen el tiempo que se destina a cada una de ellas.

 

Integración

Las nuevas tecnologías han permitido que todos los miembros y trabajadores de la empresa,  puedan formar parte de un mismo grupo, gracias a la cohesión que ofrecen herramientas internas como las intranets, que permiten que los trabajadores puedan reunirse bajo un mismo espacio online y desde ahí, establecer relaciones profesionales que permitan hacer crecer el sentimiento de éstos a la empresa.

 

Comunicación

Herramientas y aplicaciones que han permitido  que la comunicación sea bidireccional en una empresa, al contrario de lo que ocurría anteriormente, donde la comunicación siempre iba en una sola dirección y solía provenir de la alta dirección e ir bajando hacia los empleados, en muchos casos sin posibilidad de feedback.

 

Flexibilidad

Gracias a las nuevas tecnologías, la flexibilidad ha llegado a muchas empresas, que han logrado que sus empleados puedan trabajar desde casa, sin ningún tipo de restricción.

 

Incorporar nuevas herramientas e invertir en tecnología, es una buena de fomentar a todos los trabajadores de una empresa.