Seleccionar página

Para describir nuestra vida laboral, nuestras aptitudes o nuestros mejores logros en una entrevista de trabajo y conseguir captar la atención del reclutador, la técnica del Storytelling puede ser un interesante apoyo. Desde nuestra escuela de negocios te contamos cómo se puede aplicar la técnica del Storytelling en un proceso de selección para destacar entre el resto de candidatos.

El Storytelling consiste en responder a una pregunta con el relato de una historia para describir mejor cualquier circunstancia, habilidad o situación. Un relato es más fácil de recordar y permite involucrar emocionalmente a tu interlocutor. Además, en una entrevista de trabajo resulta una eficaz forma de diferenciar tu respuesta de las del resto de candidatos.

 

Cómo elaborar historias para preparar una entrevista de trabajo

Antes de cualquier proceso de selección es importante preparar la entrevista de trabajo para no dudar ante cualquier pregunta. En este proceso, es conveniente llevar preparadas historias que se pueden contar en la entrevista y tener en cuenta algunas pautas para que la técnica del Stoytelling sea efectiva:

 

El objetivo del Storytelling es destacar logros, habilidades y aptitudes

Es fundamental tener muy claro el objetivo que se persigue con las historias que cuentas en una entrevista de trabajo. Se trata de elaborar relatos en los que el candidato es el protagonista y tienen como finalidad destacar logros, habilidades y aptitudes, para posicionar mejor su candidatura al puesto de trabajo.

Es importante saber que la historia puede no tener un final feliz. Hay proyectos que no acaban bien y en esos casos hay que poner el foco en contar cuál fue la lección aprendida de esa situación y cómo se ha aplicado posteriormente.

 

Cuenta historias reales y adecuadas, con naturalidad

Aunque llevemos preparada la historia, su efecto se dejará sentir si la narración se realiza de forma natural y espontánea. Hay que medir los tiempos y no abusar de este recurso, para no aburrir al interlocutor. En cualquier caso, conviene elegir historias reales, basadas en experiencias personales y aportando detalles que ayuden al entrevistador a situarse en el contexto.

Evidentemente, el relato elegido debe tener relación con lo que se pregunta y describir un logro, una habilidad o una aptitud. Es importante dejar clara la idea que se quiere transmitir y no ‘perderse’ en el relato.

 

El protagonista de la historia y los actores secundarios

En toda historia hay un protagonista, y en el relato que se cuenta a un reclutador el protagonista es el candidato. Cuando se trabaja una historia, debe quedar claro quién está en el centro, aunque puede haber más actores secundarios que también participan en el relato.

De hecho, al incluir a gente en la historia, el candidato transmite la idea de que sabe trabajar en equipo. Aunque para apoyar esa impresión debe evitarse hablar mal de jefes, compañeros o de la empresa.