Seleccionar página

El ritmo al que se ven sometidos muchos trabajadores en empresas, causa problemas como la desatención o el estrés. En nuestra escuela de negocios, queremos ayudarte a hacer frente a este tipo de situaciones y a saber ponerles fin en el menor tiempo posible.

 

Maneras de reducir el estrés de forma rápida

 

Reflexión y meditación

 

Cuando estamos estresados, nuestra mente da vueltas y vueltas alrededor de pensamientos que impiden que encontremos un momento de calma. Un exceso de trabajo puede provocar que nuestros pensamientos se colapsen y no nos dejen pensar con claridad. Una buena técnica con la que poner fin a esta situación es la meditación.

Meditar no significa ponernos en mitad de la oficina a realizar acciones como tararear o realizar los gestos de esta disciplina. Con meditar y reflexionar, nos referimos a parar unos minutos, cerrar los ojos y concentrarnos, controlando la respiración, en aquello que debemos realizar. Hacerlo con calma, nos proporcionará una visión diferente de las cosas y hará que nos enfrentemos a la situación de una forma más relajada.

 

Escuchar música

 

Según los expertos, escuchar música mientras realizamos tareas cotidianas, en uno de los mejores métodos para alejar el estrés. La música clásica es una de las más relajantes. Encuentra una lista de reproducción motivadora y a la vez tranquilizadora y, te sentirás mejor en pocos minutos.

 

Evitar las bebidas excitantes

 

Muchas bebidas carbonatadas o refrescos, incluyen entre sus componentes estimulantes entre los que se encuentran ingredientes como la taurina, que provocan cierta excitación en nuestro organismo e incrementando nuestro nivel de estrés. Debemos sustituir estas bebidas, en las que también se encuentra el café, por otras que nos reporten situaciones de ansiedad, como el té verde, que contiene aminoácidos que producen una sensación de relajación.

 

Pensamientos positivos

 

Tener pensamientos positivos en el trabajo, nos ayuda a borrar la negatividad que nos provoca el estrés. Enfocar nuestro trabajo como una tarea positiva y optimista, nos ayudará a encontrar nuestros puntos fuertes y a centrarnos en ellos para seguir mejorando.

 

Otros aspectos como la aromaterapia, dar un paseo o apuntar nuestros pensamientos negativos en un papel, son otras de las técnicas que pueden ayudarnos a reducir el estrés en pocos minutos.