Seleccionar página

Atraer el talento depende de muchos factores. Uno de ellos es, sin duda, el entorno en el que están enraizadas las empresas que buscan captar a estos perfiles profesionales para sus plantillas. En este sentido, desde nuestra escuela de negocios nos hacemos eco de los resultados de un estudio que sitúa a 4 ciudades españolas entre las 30 que mejor saben atraer y retener el talento a nivel mundial.

El talento no tiene que irse muy lejos de España para encontrar una ciudad que ofrezca unas buenas condiciones para su desarrollo personal y profesional. Esta es la conclusión que se puede extraer del cuarto Índice de Competitividad por el Talento Global de Adecco, que en esta edición ha analizado las condiciones que ofrecen 46 ciudades del mundo para atraer a los perfiles profesionales más demandados por las empresas.

Entre ellas, Madrid estaría en el sexto puesto de las ciudades con mejores condiciones para atraer talento, aunque otras tres ciudades españolas estarían entre las 30 primeras: Bilbao (18ª), Barcelona (20ª) y Zaragoza (30ª). En lo alto de este ranking de competitividad por el talento se sitúan las ciudades de Copenhague (Dinamarca), Zurich (Suiza) y Helsinki (Finlandia).

 

Ciudades ágiles para retener el talento

Para los autores del estudio, las ciudades son más manejables y ágiles, capaces de producir “propuestas de talento” innovadoras más rápido que lo que podrían sus países respectivos. España es un claro ejemplo, ya que su posición competitiva como país que atrae el talento es más modesta que la de sus ciudades: como país estamos en la posición 35 del ranking, por detrás de países como Chile, los Países Bálticos, Portugal o Chipre.

El estudio analiza diversas variables que favorecen el establecimiento de profesionales en las empresas de estas ciudades, tales como la facilitación o condiciones políticas y económicas que dan facilidades para atraer talento y la captación del talento en sí. También se mide el crecimiento y retención de los dos tipos de talento, las habilidades técnicas y profesionales, por un lado, y las habilidades de conocimiento global, por otro.

 

El talento prefiere las ciudades pequeñas

De este estudio se desprenden conclusiones interesantes sobre la capacidad de las ciudades para competir por el talento. La más sorprendente es que las ciudades pequeñas, con menos de 400.000 habitantes, son más competitivas para atraer perfiles profesionales atractivos y retienen más talento. De hecho, Madrid y París son las dos únicas urbes del top 10 de este ranking que tienen más de 2 millones de habitantes.

Los autores del estudio reconocen que el tamaño de una ciudad grande tiene muchas ventajas en términos de empleo y conectividad. No obstante, esas ventajas se compensan parcialmente con la capacidad de los talentos de mayor nivel de operar desde ubicaciones más pequeñas, siempre que éstas estén convenientemente conectadas por transporte y comunicaciones. Además, se percibe una mayor la calidad de vida en estas pequeñas urbes que en las grandes metrópolis.