Seleccionar página

En muchas ocasiones algunos compañeros de trabajo sobrepasan los límites y comienzan a ejercer sobre nosotros acciones y actitudes poco correctas, llegando incluso a acosarnos laboralmente. El mobbing, es decir, el trato vejatorio recibido en el trabajo, crece en nuestro país y, en nuestra escuela de negocios, queremos enseñarte cómo afrontar esta incómoda situación, que en muchas ocasiones provocan en la víctima problemas de mayor magnitud, como una depresión.

 

¿Que puede provocar el mobbing o acoso laboral?

Antes de poner remedio a esta situación, es mejor que intentemos identificar las causas que pueden haberla provocado. Entre las más comunes se encuentran la envidia entre compañeros de trabajo, el estrés y la tensión  provocados por un alto ritmo de trabajo o la competitividad a la que se ven sometidos muchos empleados. Una vez tengamos claro qué es lo que puede estar sucediendo, es el momento de tomar cartas en el asunto.

 

¿Qué hacer si sufres mobbing?

 

Hacer frente al compañero que lo provoca

Aunque nuestra primera decisión sea la de hablar con nuestros superiores, es recomendable intentar solucionar primero el problema con nuestro compañero o compañeros. En muchas ocasiones los empleados acosan laboralmente a las personas más débiles de las empresas, por eso, aunque tu postura siempre haya sido la de mantenerte callado o callada, es el momento de responder e imponerse, haciéndole ver tu carácter.

 

Hablar con los superiores

Si cambiando tu actitud y hablando con tu compañero no logras evitar el mobbing, es el momento de reunirte con tu jefe o superior y contarle lo que está pasando. No sólo debes contarle las situaciones que se han provocado, también como te sientes o cómo te hacen sentirte. Con bastante probabilidad que los jefes vigilarán que no se produzcan altercados o actuarán para que la situación cambie.

 

Denunciar la situación ante autoridades pertinentes

Puede que todo lo anterior no funcione y esa persona intente seguir con este trato hostil dentro y fuera de tu puesto de trabajo. En ese caso, debemos acudir a las autoridades e informarlas , denunciando la situación.