Seleccionar página

Una idea de negocio innovadora que quiera convertirse en una empresa con proyección debe salvar el obstáculo de la financiación. Afortunadamente, hoy existen muchos caminos para encontrar el apoyo financiero que necesitan las startup para lanzarse al mercado, y desde nuestra escuela de negocios queremos hacer un repaso de las vías de financiación a las que pueden acudir los emprendedores que cuentan con buenas ideas para montar su negocio.

Para lograr la financiación de una startup, siempre se puede intentar conseguir ese necesario respaldo de las fuentes de financiación tradicionales. Dentro de este grupo, los bancos y entidades financieras suelen ser la primera opción, aunque existen otras vías de lograr el capital que necesitamos para arrancar un negocio.

 

Fuentes de financiación “tradicionales” para startup

 

La financiación bancaria

Lograr el respaldo de una entidad financiera a una idea de negocio innovadora no es fácil, aunque la mayoría de empresas de este país han tenido que recurrir a los bancos para financiarse. En la mayoría de ocasiones, será necesario presentar un plan de negocio muy sólido o una garantía que respalde el préstamo solicitado para convencer a la entidad. Y no siempre ocurre.

 

La opción de los microcréditos

Existen pequeñas entidades financieras especializadas en la concesión de préstamos de pequeña cuantía. Son un recurso más ágil que, en general, no exige tantas condiciones como los bancos. Sin embargo, los intereses de estos préstamos suelen ser mucho más elevados que la financiación bancaria tradicional.

 

Subvenciones y programas públicos especializados en créditos a empresas

Antes de poner en marcha cualquier negocio innovador, es conveniente rastrear entre los diferentes órganos de las Administraciones Públicas la posibilidad de acceder a subvenciones o programas para la financiación de la innovación. Es un dinero que suele llegar tarde, pero que también suma. Además, existen programas estatales para la financiación de empresas, como los créditos ICO y el programa ENISA, que pueden ser una interesante alternativa para el lanzamiento de una startup. En este sentido, este post sobre subvenciones para pymes y autónomos te puede interesar.

 

La familia y los amigos siempre pueden echar una mano

Es un recurso recurrente entre emprendedores que tienen una idea de negocio entre manos que no saben si va a ser viable. La familia y los amigos suelen ser socios capitalistas de muchos negocios basados en la confianza en el emprendedor.

 

Las vías de financiación “alternativas” de las startup

Un reciente estudio de la Universidad de Cambridge revela que las formas de financiación alternativa han aumentado en España más de un 152% desde 2012, un dato que demuestra la creciente importancia de Internet en la búsqueda de nuevas formas de financiación, que sirven de alternativa a los tradicionales préstamos bancarios para financiar startups. Veamos algunos ejemplos:

 

El Crowdfunding o la financiación que se mueve desde Internet

La financiación por crowdfunding es la más popular entre las alternativas para obtener el apoyo económico que requiere una startup. Se trata de una vía de financiación colectiva, que necesita de la mediación de Internet para poner en contacto a inversores con emprendedores. En pocos años se ha extendido en España a través de plataformas generalistas o especializadas en diversos nichos de negocio. Si estás interesado en el crowdfunding, quizás te interese Crowdfunding, una vía de financiación para emprendedores.

 

Préstamos participativos: la financiación que comparte riesgos

El préstamo participativo se caracteriza por la participación del prestamista en los beneficios de la empresa financiada, además del cobro, por regla general, de un interés fijo. Se trata de una financiación a medio o largo plazo que se ha popularizado entre las empresas. En estos créditos, la garantía que se ofrece es la viabilidad del proyecto y en la experiencia de los gestores, ya que los inversores comparten parte del riesgo empresarial, pero no intervienen en la gestión.

 

Los Business Angels, socios financieros que buscan empresas innovadoras

Los conocidos como business angels son un tipo de socio financiero con el que una startup puede dar un salto cualitativo en su evolución. Además de ofrecer financiación, los business angels ofrecen la experiencia del inversor y de su red de contactos, pero pedirán un tanto por ciento del negocio. De esta forma, se consigue una nueva vía de financiación y se incorpora un socio más a la empresa, con todo lo que supone.

Encontrar la financiación para poner en marcha un negocio no es tarea fácil y muchos emprendedores chocan con este importante escollo en el desarrollo de su idea de empresa. En este sentido, un Master de Emprendedores puede ser un interesante apoyo, ya que aporta los conocimientos financieros necesarios para evaluar las necesidades de capital que tendrá la incipiente empresa y acerca a los alumnos la realidad del mercado, con tutorías y expertos que pueden orientar al emprendedor en sus primeros pasos.