Seleccionar página

El comercio online ofrece a los emprendedores una puerta abierta a los ordenadores de millones de consumidores. Cada vez compramos más por Internet y la tendencia apunta a que este mercado seguirá creciendo con fuerza, en un entorno de creciente competencia. Por eso, desde nuestra escuela de negocios te ofrecemos una serie de recomendaciones que pueden ser muy útiles para la puesta en marcha de una tienda online capaz de generar ventas e ingresos.

El comercio online o e-commerce no deja de avanzar en España. Ya son más de 85.000 las tiendas electrónicas en nuestro país, a las que hay que sumar otros 22.000 vendedores con presencia en plataformas de venta o marketplaces. Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación del comercio electrónico en España repuntó en el tercer trimestre del año pasado un 29,2% interanual, hasta los 5.303 millones de euros, alcanzando un ritmo de crecimiento que no se daba desde 2010.

 

Montar una tienda online con éxito no es fácil

El acelerado desarrollo de las tiendas online ha venido acompañado de una creciente competencia que pone un poco más difícil hacerse un hueco en el mercado digital. Además, una tienda online no consiste sólo en montar una web y esperar. Hay que invertir en Marketing y generar visitas para vender en la red. De hecho, según la agencia Flat 101, el 85% de los proyectos de e-commerce con una inversión inferior a 10.000 euros no llegan a cumplir los dos años.

La rentabilidad de los negocios online es también un reto. Hay estudios que revelan que el ratio medio de conversión (la relación entre las visitas a la web y las ventas) es de 1,02%, lo que significa que se cierra una venta por cada 100 visitas recibidas. Para un negocio nuevo y sin una marca detrás, este ratio puede quedarse en la mitad o menos.

 

Qué no debe faltar en una tienda online

Un negocio en la red requiere de muchos ingredientes, entre los que destacan creatividad, Márketing y paciencia. Estas son las claves que debes tener en cuenta al montar una tienda online:

 

Busca una marca y una imagen corporativa que te diferencie

Pon toda tu creatividad al servicio de la creación de tu marca y no olvides probarla bajo los códigos de Internet. El dominio de la web es un elemento clave, la puerta de entrada a tu negocio online. Y el aspecto de tu web, tu escaparate. Debes tener claro que para llegar al cliente, tu posible comprador debe saber quién eres, qué haces y qué vendes. En este sentido, lo mejor es buscar la sencillez para ponérselo fácil a los clientes.

 

Confía en los profesionales para el desarrollo de la web

Desarrollar una tienda online puede ser complejo, a pesar de que existen múltiples herramientas que permiten a los emprendedores montar su tienda online. Si no eres experto en informática, lo mejor es recurrir a profesionales capaces de prestar servicios de desarrollo web y mantenimiento. En cualquier caso, en la venta online lo mejor es desarrollar una plataforma sencilla y con herramientas que faciliten la comercialización de los productos.

 

En la venta online, hay que dar facilidades a los clientes

La tienda online debe tener la sencillez como prioridad. Debe ser accesible y fácil para realizar la compra. Además, debe inspirar confianza, por lo que es recomendable describir con claridad las garantías que se ofrecen y cómo funcionan los procesos de devolución de los productos.

A nivel técnico, no olvides:

  • Indispensable el diseño responsive: Los usuarios cada vez están más habituados a comprar desde su tablet o teléfono móvil, y es fundamental que nuestra tienda tenga un diseño responsive, es decir, adaptado a estos dispositivos.

  • La interfaz debe ser clara e intuitiva: El aspecto de la web es clave para que el usuario que llega a nuestra tienda online no se vaya sin comprar.

  • La compra debe realizarse en pocos pasos: Si el usuario debe realizar demasiados pasos para efectuar una compra, es probable que se canse y abandone el carrito.

  • Medios de pago: El comercio electrónico sigue generando desconfianza entre muchos usuarios que no quieren dar el número de su tarjeta de crédito o débito. Por ese motivo, es recomendable ofrecer la posibilidad de pagar con diversos medios de pago, como pagos con PayPal, transferencia bancaria o contrareembolso.

 

Usa las redes sociales para comunicarte con tus clientes

Para dar a conocer tus productos y servicios, y conocer lo que necesitan tus clientes, es imprescindible establecer un diálogo online a través de las redes sociales para interaccionar directamente con los posibles compradores de tu web. Además, es importante mostrar cercanía, generar contenidos propios en un blog donde puedas asesorar a tus clientes, informarles de novedades del mercado o mostrar el proceso de elaboración de los productos que vendes.

Y recuerda que la venta por Internet requiere tiempo. Al principio, se generarán pocas ventas a pesar de que se tenga un gran número de visitas, pero si lo que ofreces es realmente atractivo, los usuarios se animarán a comprar. Es cuestión de tiempo y esfuerzo.