Seleccionar página

En la búsqueda de financiación para sacar adelante una idea de negocio, puede que tengamos la suerte de encontrar un business angel como aliado. Su participación puede ser decisiva para que un proyecto innovador, que suele tener un riesgo inasumible para otros inversores, tenga una oportunidad para cristalizar en una empresa. Por eso, desde nuestra escuela de negocios te contamos qué son los ‘business angels’ y cómo pueden ayudar a un emprendedor a poner en marcha su proyecto.

Un business angel es una persona -y no una empresa- que cuenta con un importante patrimonio y decide financiar un proyecto empresarial innovador, una start up, en sus fases iniciales, a cambio de una participación accionarial en la sociedad.

 

¿Cómo invierten los business angels?

En un primer momento, actúa como socio financiero de un proyecto empresarial, pero el business angel es, sobre todo, una persona con un reconocido bagaje empresarial que cree en ese proyecto y apuesta su capital en una fase muy temprana de su desarrollo con el objetivo de recuperar esa inversión y ganar dinero a largo plazo con los beneficios que espera generar.

En esta apuesta, el business angel aporta también su experiencia, sus contactos y su prestigio empresarial para que el negocio salga bien. Su interés no es meramente económico: son unos socios que quieren involucrarse en ese proyecto tan apasionante que el emprendedor tiene entre manos.

 

¿Cuál es el perfil del business angel?

La figura del business angel suele relacionarse con empresarios veteranos que se ven atraídos por un proyecto innovador impulsado por jóvenes emprendedores y deciden invertir su dinero en él. También los hay que deciden invertir en start ups como parte de una estrategia de inversión más diversificada.

Lo cierto es que son inversores a los que les mueven razones que no siguen parámetros puramente financieros. Hay un componente de pasión en esta apuesta que suele realizarse cuando el proyecto está en sus primeras fases de maduración.

No obstante, al margen de la romántica idea que tenemos de este tipo de inversores, no debemos olvidar que el objetivo de toda inversión es recuperar lo invertido y conseguir ganancias, que en estos casos serían muy superiores a las que obtendrían en el mercado.

 

Qué aporta un business angel al negocio

El business angel no solo invierte un capital necesario para lanzar la empresa. Además, su presencia en un proyecto puede ser considerado un aval para el resto del mercado. No olvidemos que estos inversores suelen ser reputados empresarios que conocen bien el mundo financiero y empresarial. Su presencia en el proyecto puede ser una excelente publicidad para el negocio, abrir puertas y facilitar negociaciones.

Por otro lado, el mercado no sólo tendrá mucho más en cuenta tu proyecto con un business angel de prestigio. La entrada en el negocio de un inversor de estas características hace que la empresa tenga más valor.

Finalmente, hay que considerar que esa experiencia de un empresario de prestigio es otra de las aportaciones que los business angels hacen al negocio. El know how del mercado y las finanzas que aportan estos socios, puede ser una ayuda fundamental para el emprendedor, sobre todo en la fase de consolidación de la empresa.