Seleccionar página

Con total seguridad, que alguna vez te has preguntado por qué algunas empresas triunfan , otras nunca llegan a despegar y otras, con menos fortuna, terminan por cerrar, sobre este tema queremos hablar hoy, pero comencemos por el principio:

 

¿Qué es una empresa familiar?

Se trata de una corporación formada por personas del mismo núcleo familiar, en las que las decisiones se toman, normalmente bajo el consenso o voto de los miembros de la familia y en la que, al menos, uno de los miembros debe formar parte de la gestión de la empresa. Las empresas familiares tienen como objetivo, perdurar en el tiempo y que su continuidad quede en manos de las siguientes generaciones.

 

¿Cómo garantizar el éxito de una empresa familiar?

 

Tener un plan

Si una empresa familiar quiere triunfar y persistir en el mercado empresarial, debe pensar, desarrollar y ejecutar un plan de futuro, un plan en que se exponga a dónde quiere llegar la empresa y sus trabajadores en un futuro a corto y medio plazo.

 

Sueldos justos

Aún estando formadas por miembros de una misma familia, los salarios deben ser repartidos en función del trabajo de cada uno de ellos, sin tener en cuenta aspectos personales y fijando  siempre los intereses en los beneficios de la corporación.

 

Reuniones periódicas

Está claro que los familiares, tienen una relación más íntima , muchas de ellas prescinden de la realización de reuniones dentro del ámbito laboral y esto es un grave error, porque los problemas, diferencias o soluciones que haya que solventar, deben tratarse en un espacio y clima laboral, mucho mejor si es dentro de la misma empresa.

 

La toma de decisiones

Para que una empresa familiar triunfe, las decisiones que tomen todos sus miembros deben ser las acertadas, por eso es muy importante que todos participen, porque así tendrán una visión más global, incluso renovada por parte de los más jóvenes, de qué dirección debe tomar la empresa.