Seleccionar página

Gran parte de libros o expertos, dan consejos sobre técnicas de negociación durante la misma, es decir, cuando las partes ya se han sentado en la mesa y tienen que llegar a un acuerdo, pero no siempre los problemas surgen en ese momento, sino que los problemas son anteriores y se dan antes de comenzar.

 

Controlar una negociación antes de su inicio

 

Información sobre la otra parte negociadora

Cuando se nos propone una idea, la parte de la negociación es uno de los últimos pasos, normalmente, con anterioridad ya ha habido una comunicación entre las partes que van a llevar a cabo el pacto o convenio, es por este motivo, que ya conocemos algo de la empresa con la que nos vamos a sentar a pactar unas condiciones. Ahora es el turno de ampliar esa información y seleccionar la más valiosa para la futura negociación.

 

Datos detallados sobre el trato

Es posible que no conozcas con total seguridad lo que la otra empresa ofrece antes de la reunión, pero seguro que con las comunicaciones previas, puedes hacerte una idea. plantéate todas las posibles peticiones, eso te ayudará a poder dar respuesta a todas ellas, negando o aceptando los puntos a tratar. Es importante que también lleves preparado lo que tu empresa está dispuesto también a ofrecer. Puede que la otra empresa no acepte algunas de ellas, por eso, debemos estar listos para afrontar diversos escenarios.

 

Abre tu mente

En muchas ocasiones los negociadores se cierran en banda con sus ideas y condiciones, a pesar de que la posibilidad de trato con otra corporación, sea totalmente viable y no reporte ningún aspecto negativo a la misma. Antes de acudir a una negociación, debemos hacerlo con la predisposición de llegar a un acuerdo, siempre y cuando éste sea beneficioso para nosotros.

De lo contrario, es posible que podamos hacer perder a nuestra empresa una gran oportunidad.

 

Mostrar liderazgo

Para controlar una negociación antes de su comienzo, por eso, debemos ser líderes durante todo el proceso, incluso antes de sentarnos a negociar. Esto nos dará más seguridad, que no sólo repercutirá en nuestra negociación, sino en la forma en la que la otra parte pueda verte.