Seleccionar página

El mailing es una de las estrategias de marketing digital que puede ayudar a una empresa a crecer y diferenciar su negocio. Desde nuestra escuela de negocios queremos compartir contigo algunos trucos para hacer que una campaña de e-mail marketing sea efectiva y te permita generar ventas, ampliando la cartera de clientes.

El e-mail marketing consiste en hacer llegar mensajes comerciales e informativos a potenciales clientes por correo electrónico (mailing). Este canal, el correo electrónico, es la característica diferencial de esta forma de llegar a los potenciales clientes y su principal valor. Hoy en día, la mayoría de la gente consulta a diario su correo para estar al tanto de las novedades, consultar noticias y no perderse un mensaje relacionado con el trabajo. También es el medio por el que  recibimos diversas promociones comerciales.

 

Ventajas del e-mail marketing para tu empresa

El e-mail marketing es, en primer lugar, una importante herramienta de fidelización. Hay que tener en cuenta que los destinatarios de estas campañas son usuarios que permiten que una empresa use sus datos para tenerle al corriente de sus promociones. Eso denota un interés inicial que se puede convertir en confianza.

Además, técnicamente esta herramienta de marketing tiene varias ventajas que se deben aprovechar:

 

  • Permite personalizar cada oferta o mensaje, a través de un medio instantáneo y accesible para el interlocutor en cualquier momento. El medio es rápido y accesible, y muy útil para generar imagen de marca.

  • El mailing en sí tiene unos costes reducidos, lo que permite trabajar los mensajes con total libertad. Cómo comunicar tu oferta y el diseño de la campaña son claves para su aceptación por parte de los clientes, lo que hará posible su conversión en ventas.

  • Las campañas basadas en el mailing son medibles y sus resultados tardan apenas unos pocos días en salir a la luz. Esta cualidad ofrece la posibilidad de hacer pruebas y testear ofertas de una forma sencilla.

 

Trucos para hacer e-mail marketing efectivo para tu negocio

Para que una campaña de e-mail marketing sea efectiva, debemos de tener claros algunos pasos. En primer lugar, es necesario llamar la atención del usuario para que nos ceda sus datos en forma de suscripción. A partir de ese momento, hay que generar confianza y ofrecer mensajes interesantes para el cliente, incluyendo ofertas y promociones, pero también información que ofrezca valor añadido. Los contenidos de buenas newsletters tienen mejor aceptación que cuando se busca esa información por Internet.

Además, conviene elegir bien el momento para lanzar los mensajes, con el objetivo de diferenciarnos de la competencia y no ver nuestro mail como uno más entre las decenas o cientos de correos que recibimos a diario. Veamos qué trucos nos pueden ayudar:

 

Elige un gancho para ganarte la confianza del usuario

Conseguir la suscripción del usuario es cuestión de confianza. Y para lograrlo, te será más fácil si ofreces algo a cambio de esos datos: una recompensa. Es el gancho necesario para conseguir la suscripción, como un descuento o un pequeño regalo a canjear en tienda. Pero es importante conseguir la suscripción.

 

Mantén el nivel de los contenidos

Cuida los contenidos y evita agobiar al suscriptor con publicidad. El mailing permite mantener la comunicación con el cliente, explicarle cómo es tu empresa, los valores que guían tu negocio y contarle informaciones interesantes para el cliente acerca de los productos y servicios que ofreces. Además, no dejes pasar la oportunidad de presentarle las ofertas y promociones pensadas para ese cliente en exclusiva.

Para elaborar los contenidos, debes elegir un título de “asunto” atractivo y utilizar todo tipo de plataformas, como vídeos, imágenes y gifs propios o ajenos. Estos mensajes deben ser atractivos y con un lenguaje cercano y próximo. Añade llamadas a la acción que transporten a tu web o botones que lleven a las redes sociales. La interacción con el cliente fideliza y favorece la conversión.

 

Personaliza tus mensajes

Es importante la personalización de los contenidos y adaptar nuestras newsletters a los intereses de los usuarios. Ten en cuenta que no todas las informaciones, ofertas y promociones serán aptas para todos los usuarios. Conviene hacer filtros en función de los intereses, para optimizar el resultado de la campaña.

 

La visibilidad de tu mailing es cuestión de tiempo

También es importante elegir un buen momento para hacer la campaña y favorecer la visibilidad de tu correo. Si llega en un momento en el que se acumulan muchos mensajes, puede que no se abra o no se lea con especial atención. Por ese motivo, es recomendable no enviar newsletters los lunes, porque es el día en que se envían más correos, y evitar las primeras horas de la mañana, que es cuando se reciben más mails. De igual forma, no conviene hacer campañas en fin de semana, porque no suelen tener una alta tasa de apertura.

Se aconseja enviar los correos de martes a viernes, a partir de las 12 del mediodía, aunque puedes hacer pruebas y comprobar en qué horario tus clientes son más receptivos a estos mensajes.