Seleccionar página

Las redes sociales son plataformas de comunicación cada vez más relevantes para las empresas. Tanto pymes como grandes corporaciones llevan ya tiempo participando en redes sociales para comunicarse con sus clientes. Sin embargo, no siempre lo hacen de forma correcta y desde nuestra escuela de negocios queremos señalar los errores más comunes de las empresas en redes sociales para evitarlos.

No tener en cuenta la relevancia de las redes sociales como medio puede ser uno de los motivos por los que muchos negocios no han logrado alcanzar una posición de referencia en estas plataformas. De hecho, hay pymes y marcas grandes que no tienen presencia en redes sociales. Sin embargo, muchas empresas, grandes y pequeñas, no son conscientes de pueden verse envueltas en crisis de reputación y por ello es necesario prestarles atención y evitar errores como éstos.

 

Lo que no deben hacer las empresas en redes sociales

El primer error que cometen muchas empresas con relación a las redes sociales es, precisamente, no contar con ellas para nada. No todas las empresas tienen que tener presencia en todas las redes sociales, pero ignorar que están ahí y que en ellas se puede hablar de nuestros productos y servicios, es un error.

Con presencia o sin ella, las empresas deben estar pendientes de estos medios y estar preparadas para participar en ellos. Además, las redes sociales ofrecen a las empresas una oportunidad de acercarse al cliente y favorecer las ventas que no deberían desaprovechar. Pero no hay que hacerlo de cualquier forma. Aquí van algunas prácticas a evitar:

 

No tener un plan de redes sociales

¿Para qué está nuestra empresa en una red social? Esa es una pregunta que no han respondido muchos empresarios que se han lanzado a difundir su marca en las redes sociales sin tener claros los objetivos que buscan. Entrar en estos canales sin un plan de redes hace mucho más fácil que cometamos errores y eleva el riesgo de sufrir una crisis de reputación.

Hay que pensar cómo queremos usar estos canales y elegir las redes sociales en las que creemos que están nuestros potenciales clientes. Además, conviene trazar una estrategia de contenidos y un calendario que nos ayude a organizar nuestra participación en redes sociales.

Por otro lado, no podemos utilizar los mismos mensajes en redes sociales diferentes. Cada una tiene su forma de comunicarse y las empresas deben adaptarse a su lenguaje. De lo contrario, muchos mensajes no serán eficaces.

 

Abusar del autobombo en las redes sociales

En las redes sociales es muy tentador dedicarse a alabar los productos de nuestra empresa y decir lo buenos que son nuestros servicios. Sin embargo, no debemos abusar del autobombo en las redes, porque la audiencia perderá interés por lo que tenemos que decir. Aprovecha la plataforma que brindan las redes sociales para dar información que sea útil y tenga valor para tus seguidores y potenciales clientes. Esa es la mejor forma de mantenerlos.

 

No ser constantes y transparentes

Hay comercios que abren cuentas en redes sociales y las dejan abandonadas, sin actualizar. También podemos encontrar casos en los que las empresas deciden cerrar sus cuentas como solución a una crisis de reputación. En otras ocasiones, los comercios en redes sociales olvidan responder a sus usuarios y no dan una solución comentada a sus problemas y reclamaciones.  

Estos errores radican en una mala planificación y tienen como consecuencia el deterioro de la imagen digital de nuestra marca. En redes sociales, es fundamental mantener una constancia y practicar la transparencia para ganarse la confianza de la audiencia. Además, las empresas que están expuestas en las redes, deben saber aceptar las críticas y reclamaciones de la manera más natural, ofreciendo una solución ante las quejas que, con toda probabilidad, les llegarán por estos canales.