Seleccionar página

Existen muchas empresas que tienen abiertas sus puertas al público durante todo el año. Muchos creen que esta es la única forma de sobrevivir en este gran y competitivo mercado laboral, pero no siempre ocurre así, existen muchas empresas que no se encuentran en esta situación y, que aún así, son capaces de obtener grandes beneficios.

 

¿Qué son las empresas estacionales?

Tal y como su propio nombre indica, este tipo de empresas solamente  tienen actividad laboral durante un cierto periodo de tiempo, normalmente producido por el tipo de servicio o producto que ofrecen, que sólo es posible comercializar durante determinada época del año.

Que este tipo de empresas no ofrezcan productos o servicios durante todo el año, no significa que no haya gente trabajando en ellas el resto del tiempo. Existen muchos  negocios en los que las temporadas en las que no venden sus productos al mercado, se dedican a innovar y fabricar unos nuevos o simplemente a exportarlos a otros países donde sí que puedan incrementar sus ventas.

 

Los sectores estacionales con más demanda

 

Heladerías

Qué vas a leer en este post:

Las heladerías son, sin duda, uno de los sectores estacionales más conocidos por todos nosotros. Hay que apuntar que  su estacionalidad cada vez es más amplia, aumentan las semanas de calor en nuestro calendario y eso permite a los empresarios, disfrutar de unos meses más de trabajo.

 

Sectores navideños

Como es obvio, las empresas que se dedican a la Navidad, forman parte de este grupo de empresas que cuentan con mucho más trabajo en determinadas épocas del año. Las empresas de turrones, juguetes o de venta de productos de decoración navideña, son los mayores y más claros ejemplos.

 

Carnaval

Es cierto que los disfraces y complementos se venden durante todo el año, sobre todo para la celebración de fiestas o eventos muy específicos, pero es durante las semanas previas a la festividad de Carnaval, cuando más trabajo tienen este tipo de empresas.

 

Otras empresas estacionales son las floristerías, las tiendas de ropa de baño, la venta de piscinas o las administraciones de Lotería.