Seleccionar página

Durante 2016 se están consolidando una serie de tendencias en Márketing Digital que están marcando el paso de lo que será la publicidad del futuro. La confirmación del móvil como nuevo gran soporte de Márketing, la universalización de la conectividad, la aplicación de la tecnología a la publicidad o la irrupción de la realidad virtual son algunas de las tendencias que desde nuestra escuela de negocio vemos que van al alza este año.

De todas ellas, el protagonismo absoluto que ha alcanzado el móvil en nuestras vidas, más que una tendencia, es una realidad que está transformando por completo el comportamiento de los consumidores. España es todo un ejemplo, ya que el 80% de la población cuenta con un teléfono inteligente y es el país con mayor penetración de smartphones de Europa.

 

El móvil está transformando el comportamiento de los consumidores

Probablemente no nos damos cuenta, pero lo consultamos una media de 150 veces al día y empezamos a usarlo a los 2 años de edad, según el ‘Informe Ditrendia: Mobile en España y en el mundo 2016’. Estos datos demuestran el gran futuro que tienen los contenidos digitales adaptados al móvil y cómo ha cambiado su uso. Ahora nos conectamos en pequeños momentos, mientras se realizan otras tareas, como buscar artículos para comprar.

De hecho, el Mobile Commerce crece a un ritmo tres veces mayor que el comercio electrónico tradicional y en Europa, el 58% de los consumidores ya ha comprado algún producto desde su móvil o tablet en los últimos 12 meses. Las estrategias móviles se han convertido en una prioridad para las empresas y, de hecho, en Estados Unidos hay estudios que prevén que el gasto en publicidad móvil representará casi una cuarta parte de la inversión total de publicidad en medios de comunicación este año.

 

La conectividad se hace universal: llega el Internet de las Cosas

El desarrollo del mundo conectado que promete el Internet de las Cosas (IoT), en sus siglas en inglés) supone un nuevo marco de competencia para las marcas. El desarrollo de casas inteligentes, coches conectados y hasta ciudades inteligentes ofrecen oportunidades para que las marcas aumenten el engagement con sus clientes desde múltiples ángulos.

Además, el desarrollo del IoT facilitará una inmensa cantidad de datos que los departamentos de Marketing pueden aprovechar para conocer mejor a los consumidores y poder ofrecerles productos y servicios que necesitan en cualquier momento.

 

Publicidad programática, la nueva forma de publicidad basada en el Big Data

La tecnología aplicada a la publicidad para llegar a los consumidores que realmente interesan. Es la publicidad programática, un fenómeno en auge que está cambiando el panorama publicitario en poco tiempo. Hoy es tendencia en la publicidad online y poco a poco está entrando en otros canales como la televisión.

Consiste en la subasta en tiempo real de los espacios publicitarios. Esta forma de contratar publicidad está basada en la tecnología y el uso de los datos de los usuarios. Así, la publicidad programática permite una gran segmentación de la audiencia y conocer en tiempo real todo lo que pasa en una campaña. Su desarrollo también es imparable y se espera que en 2019 el 45% de la inversión de publicidad digital en España será gestionada a través de tecnología programática,

 

La Realidad Virtual ya está aquí

La Realidad Virtual y los dispositivos de realidad aumentada están llamados a liderar la próxima transformación de las tecnologías de la comunicación. Desde el pionero Google Cardboard, la plataforma de realidad virtual de bajo coste desarrollada por Google, son muchas las propuestas que se han lanzado al mercado para hacerse un hueco.

La Realidad Virtual y el desarrollo de la realidad aumentada cambiarán la forma en que las empresas se relacionan con los consumidores y, también, muchos de los procesos y formas de trabajar. Y será pronto, porque las proyecciones sobre esta nueva tecnología auguran un despegue meteórico: Según DigiCapital, en 2020 la realidad virtual representará un mercado de 30.000 millones de dólares, mientras que la realidad aumentada moverá un volumen de 120.000 millones.