Seleccionar página

Las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para acceder a contenidos formativos están impulsando un interesante cambio en la forma en que muchos jóvenes y trabajadores están adquiriendo nuevas capacidades para ser más competitivos en un mercado que no deja de evolucionar. En nuestra escuela de negocios, donde te ofrecemos una completa oferta de masters de formación e-learning y a distancia, te damos algunos consejos para afrontar la formación online con las mayores garantías.

La formación online plantea una interesante alternativa de formación para aquellas personas que deseen profundizar en sus estudios y aprender nuevos contenidos, pero que no encuentran tiempo para hacerlo. Aprender online sólo requiere de un dispositivo con acceso a Internet, lo que permite acceder a los contenidos en cualquier momento y en cualquier lugar. Sin embargo, es precisamente esta flexibilidad y libertad en la formación, la que exige que el alumno aporte grandes dosis de motivación y disciplina a su formación online, para llevar este aprendizaje a buen puerto.

 

Las ventajas de la formación online

Las principales ventajas de este tipo de aprendizaje, la flexibilidad y la posibilidad de aprender en cualquier momento con sólo conectarnos a Internet, son la parte amable de un proceso de aprendizaje que exige del esfuerzo del alumno para alcanzar sus objetivos.

En la formación online es importante ser organizado y mantener una disciplina de estudio, ya que las clases no tienen horarios y los contenidos son fácilmente accesibles. Por eso te hacemos unas recomendaciones para que saques todo el partido a tu formación online:

 

Motivación y disciplina

Es fundamental que apliquemos a nuestra formación online toda la constancia que seamos capaces de reunir. En este sentido, la motivación por conseguir dominar una materia, un idioma o una nueva capacidad que puede ser útil en el trabajo, nos puede ayudar a ser disciplinados en este aprendizaje.

Recuerda que la formación online permite marcar tu propio ritmo de trabajo y elegir el momento que más se ajuste a tu disponibilidad, lo que implica que debemos ser constantes para conseguir superar la formación de manera satisfactoria.

 

Organización

Es importante llevar un calendario de estudio y establecer unos objetivos realistas que quieres lograr durante un periodo de tiempo concreto. Planifica tu tiempo de estudio y aprovecha las horas del día, adaptando tu ritmo de aprendizaje a tus necesidades, pero manteniendo una constancia.

 

Campus virtual

Una de las bases fundamentales de la formación online son los contenidos y el campus virtual es el escenario en el que puedes acceder a ellos y contactar con profesores y compañeros. Aprovechar las posibilidades que ofrece el campus virtual es clave. No sólo porque es la vía más rápida de resolver dudas y compartir cuestiones relacionadas con las materias a tratar, sino que sirve de apoyo a los alumnos, que en el campus virtual se ven acompañados por sus compañeros y profesores en el objetivo común de completar la formación satisfactoriamente.

En nuestra escuela de negocios, por ejemplo, el campus virtual es el eje de la formación online y una de las principales herramientas de trabajo. A través del campus virtual el alumno puede comunicarse con sus tutores y acceder a todas herramientas de los cursos, así como a los contenidos, actualizaciones, autoevaluaciones, evaluaciones, foros, debates, etc.

 

Técnica de estudio y práctica

Cuando realizamos una formación online, en la que los contenidos son de fácil acceso pero el tiempo que tenemos para absorber esa información es limitado, conviene aplicar determinadas técnicas de estudio que nos ayudarán a asimilar los contenidos.

Resumir y esquematizar el material del curso online ayuda a interiorizar las materias, mientras que las tutorías y debates en el campus virtual pueden ser de gran ayuda para recopilar nuevas ideas para aprovecharlas en un futuro o tener una perspectiva diferente sobre lo aprendido en la formación.

Además, no debemos olvidar que, en una formación online, todo lo aprendido suele tener una aplicación futura en nuestro puesto de trabajo o ayudar a emprender nuevos retos laborales. Por eso es interesante que, al elegir la formación online, optemos por cursos y másters que incluyan prácticas para aplicar lo aprendido, como los que ofrece nuestra escuela de negocios.