Seleccionar página

Existen diversas formas de liderazgo, aunque no todas son igual de beneficiosas para el buen funcionamiento de las empresas. De igual forma, no todos los equipos responden igual ante los mismos estilos de liderazgo. Desde nuestra escuela de negocios analizamos las diferentes formas de liderazgo para comprobar si es la que más conviene a tu negocio.

Los estilos de liderazgo y su conveniencia en determinados momentos, circunstancias y situaciones, ya fueron analizados por el psicólogo estadounidense Daniel Goleman, impulsor de las teorías sobre la inteligencia emocional aplicada a la empresa. En este post puedes encontrar más información sobre lo que la inteligencia emocional puede aportar a tu empresa.

 

Tipos de liderazgo que podemos encontrar en empresas

En su análisis, Goleman distingue 6 tipos de liderazgo:

 

Visionario

El líder visionario, que cree en el trabajo de equipo y realmente inspira, contribuyendo a que el “sueño” del equipo se haga realidad. Se trata de un jefe respetado por su capacidad de decisión y acción.

Coach

Es el líder que escucha mucho y ayuda a la gente a identificar sus fortalezas y debilidades, en aras de su propio desarrollo. Delega y empodera, comprometiendo a los miembros del equipo con las metas de la organización.

Afiliativo

Es el líder con el que reina el buen ambiente en la empresa y se fortalecen los lazos emocionales del equipo. Empático y solucionador de conflictos, es un líder que cuida sobre todo las relaciones en el seno del equipo.

Democrático

Es un líder que sabe escuchar a su equipo, es colaborador y sirve de ejemplo para el resto. En este estilo de liderazgo, es muy importante la aportación de los miembros del equipo, que realmente están comprometidos con los objetivos a batir ya que las decisiones no son autocráticas sino tomadas entre todos.

Exigente

El líder exigente está movido por la superación de objetivos. Actúa con iniciativa y es proactivo, esperando que el resto del equipo imite su dedicación. Sin embargo, carece de empatía y no colabora con el resto de miembros del equipo. Los resultados son lo importante.

Autoritario

Este tipo de liderazgo aplica decisiones por la fuerza de la jerarquía, sin más. Es un estilo que destruye la motivación del equipo y hace que se debilite el compromiso. Realmente, sólo se ha demostrado válido en situaciones extremas, porque su abuso genera mal ambiente y hace que la empresa pierda talento.

 

El liderazgo que hoy necesitan las empresas

Estos estilos de liderazgo están hoy en constante evolución en las empresas. Los cambios a los que se ven sometidos y el reto que requiere su adaptación a la acelerada revolución digital, hacen que los líderes se vean obligados a adecuar su estilo a las circunstancias del mercado y el entorno en el que se mueven sus empresas. Ya hablamos en su día del liderazgo de las empresas en plena transformación digital, donde se apuntan algunos rasgos interesantes para ejercer la dirección de estas empresas.

Los cambios tecnológicos o los vaivenes del mercado requieren estrategias empresariales necesitan una visión más amplia y global, más ágiles y flexibles, con el desafío de la innovación siempre presente para ofrecer productos diferentes y competitivos. En este entorno, los tipos de liderazgo que más convienen son los que saben orientarse hacia estos retos.