Seleccionar página

El sueldo y una mejor proyección profesional en la empresa son motivos que tradicionalmente han decidido a muchos profesionales a cambiar de trabajo. Sin embargo, emergen y se consolidan nuevos factores que son muy tenidos en cuenta por los profesionales, como la conciliación laboral. Desde nuestra escuela de negocios analizamos los factores que más valora el talento en las empresas a la hora de tomar una decisión sobre una oferta de trabajo.

Para el 45% de los empleados, la conciliación laboral se ha convertido en 1 de las 5 razones más importantes a la hora de decantarse por una empresa en la que trabajar, según las conclusiones del informe anual de Randstad sobre la jornada laboral en España. Además, 1 de cada 10 encuestados considera decisivo el equilibrio entre la vida personal y el entorno laboral al tomar una decisión sobre una oferta de trabajo.

La conciliación de los trabajadores se ha consolidado como un factor decisivo para retener y atraer el talento a las empresas, ya que en los últimos tres años, el porcentaje de empleados que considera prioritarias las políticas de conciliación laboral de las organizaciones, no ha bajado del 44%.

 

Los trabajadores más preparados, los que más quieren conciliar

La importancia de la conciliación aumenta entre los profesionales más preparados. El informe de Randstad revela que existe una relación directa entre el nivel de estudios de los trabajadores y la importancia que se otorga a la conciliación: cuanto más elevado es el nivel de estudios del empleado, mayor relevancia adquiere este aspecto a la hora de tomar una decisión sobre una oferta de trabajo.

 

El horario de trabajo en las empresas, a debate

Por otro lado, en pleno debate sobre cómo racionalizar los horarios de las empresas en España, llama la atención que más de la mitad de los profesionales encuestados en este informe, el 52%, se muestre insatisfecho con su horario, bien porque le gustaría que tuviera más horas o porque considera demasiado larga la jornada laboral.

Precisamente el empeño de dedicar más tiempo a la familia y conciliar la vida laboral y familiar son razones que esgrimen el 65% de quienes demandan jornadas más cortas. Además, casi 7 de cada 10 empleados que desearían reducir su jornada priman la capacidad de tener tiempo libre para uno mismo.

A más de un tercio de los empleados encuestados (36%) le gustaría tener una jornada de trabajo flexible, en función del día. En este sentido, el 16% estaría a favor de prolongar su jornada de trabajo a costa de reducir los días laborales y un 8% no tendría problema en ajustar los días de trabajo cada semana.