Seleccionar página

La edad y la experiencia son dos factores determinantes en la selección de un candidato. Sin embargo, el bagaje que aportan los años de experiencia en un sector puede no ser valorado. Es más, superados los 45 años, los aspirantes tienen problemas para conseguir un empleo. No obstante, existen diversas razones que animan a contratar trabajadores de más de 45 años que desde nuestra escuela de negocios queremos analizar.

Resulta paradójico que el mercado laboral ponga trabas a profesionales que, con 45 años, están en la plenitud de su carrera profesional. Es cierto que contratar a un trabajador es una apuesta que requiere una inversión importante, y que esa inversión puede ser mayor cuanto más experiencia profesional tiene el aspirante. En cualquier caso, existen muchas razones para valorar la contratación de buenos profesionales con más de 45 años.

 

Razones para contratar trabajadores con experiencia

No es preciso convencer a ningún gerente de que un profesional con experiencia puede aportar mucho a su empresa. El conocimiento del mercado, de los clientes y la competencia son cualidades que sólo pueden ofrecer los profesionales con varios años de andadura en un sector.

Bien es cierto que muchos profesionales de más de 45 años necesitan actualizar sus capacidades tecnológicas, aunque hoy en día, la gran oferta de formación para profesionales permite poner al día sus conocimientos eficazmente. Un ejemplo de ello es la oferta de Master de formación e-learning y a distancia de nuestra escuela de negocios o la formación para empleados en activo que ofrecemos a las compañías.

 

Incentivos a la contratación de mayores de 45 años

Por otro lado, desde la Administración se han puesto en marcha medidas que buscan incentivar la contratación de trabajadores mayores de 45 años y reducir el paro que sufren estos profesionales. Para ello, el Gobierno ofrece una serie de bonificaciones para las empresas que contraten a personas que se encuentren en este rango de edad. Estas son las más importantes:

  • Bonificación de 1.300 euros para la contratación de hombres y mujeres mayores de 45 años con contrato indefinido, que la empresa podrá percibir durante 3 años, y hasta que la tasa de paro baje del 15%.

  • Bonificación de 1.500 euros para la contratación indefinida de mujeres mayores de 45 años en determinados sectores en las que están subrepresentadas. La empresa podrá beneficiarse de esta bonificación durante 3 años, y hasta que la tasa de paro baje del 15%.

  • Bonificación de 5.700 euros durante la vigencia del contrato para la contratación de personas mayores de 45 años que cuenten con una discapacidad reconocida del 33% o superior. En el caso de discapacidad severa, esta bonificación aumentará a 6.300 euros. Y si el contrato es temporal, la bonificación es de 4.100 euros al año para un hombre y de 4.700 para una mujer.

  • Bonificación a la contratación de mayores de 52 años, cuando la persona contratada está recibiendo un subsidio por desempleo y se le ofrece una jornada completa con contrato indefinido. En estos casos, la cuantía anual a percibir se calculará atendiendo a lo que proporcione el Programa de Fomento del Empleo, tal y como recoge la Ley 43/2006 o la Ley 3/2012.

  • Además, si se contrata a una persona mayor de 65 años con 38 años y 6 meses de cotización efectiva a la Seguridad Social (o bien tiene 67 años y 37 de cotización), con un contrato indefinido, la empresa se podrá beneficiar de una reducción del 100% en la cuota empresarial por contingencias comunes.

Estos incentivos se plantean desde el Estado, pero muchas comunidades autónomas también han puesto en marcha ayudas para incentivar la incorporación al mercado de trabajo de los profesionales mayores de 45 años. Además, en muchos casos son compatibles con las medidas estatales.