Seleccionar página

La aplicación de los preceptos de la Inteligencia Emocional al mundo de la empresa han configurado un estilo de organización entre las corporaciones que, bajo la denominación de Inteligencia Emocional Corporativa, promueve estas habilidades. Desde nuestra escuela de negocios te explicamos las principales características de esta forma de organizar equipos y los beneficios que puede aportar.

La inteligencia emocional ha inspirado estilos de liderazgo y formas de organización de equipos que han demostrado su validez. En este post puedes encontrar más información sobre cómo utilizar la inteligencia emocional en el seno de las empresas. De estas habilidades se conforma la Inteligencia Emocional Corporativa, que integra varios de los aspectos que promueve esta corriente para el liderazgo de equipos.

 

Principales características de la Inteligencia Emocional Corporativa

 

Misión, visión y valores de la empresa

La Inteligencia Emocional Corporativa promueve la creación de una cultura empresarial en la que misión, visión y valores sean asumidos por la organización. A partir de la asimilación de unos valores corporativos que favorecen la innovación y la asunción de retos, se consolidan los cimientos para alcanzar el éxito empresarial.

 

Gestión emocional de los trabajadores

Una empresa puede conseguir, por medio de la comunicación, que sus equipos se sientan vinculados y comprometidos con los objetivos y la cultura empresarial, de una forma natural. Estas empresas estarán en una mejor posición competitiva para alcanzar sus retos.

 

Gestión del talento

El desarrollo y la gestión del talento dentro de la organización es un acicate para la motivación de los trabajadores, al tiempo que se refuerza el compromiso.

 

Desarrollo de la empatía

En estas empresas sus líderes demuestran empatía por los problemas de sus trabajadores y se esfuerzan por gestionar sus problemas de la plantilla, teniendo en cuenta las preocupaciones y circunstancias de cada trabajador.

 

Construcción de relaciones interpersonales

Es otra de las características de estas empresas, en las que se fomenta el desarrollo de relaciones no solo con colaboradores de la organización, sino con todos los grupos de interés (stakeholders) de la compañía. Hablamos de clientes, proveedores, medios de comunicación, instituciones, etc.

 

Beneficios de la Inteligencia Emocional Corporativa para las empresas

La Inteligencia Emocional Corporativa fomenta entre los stakeholders visión completa y coherente de la empresa, con unos valores y prácticas definidas que le dan un prestigio. Pero además, la aplicación de esta forma de entender la organización tiene diversas ventajas:

 

Mayor nivel de autogestión

En las empresas donde se desarrolla la Inteligencia Emocional Corporativa aumenta el compromiso de la plantilla y, en consecuencia, la responsabilidad individual y el nivel de implicación de los equipos en el proyecto.

 

Mejor adaptación a los cambios

En empresas donde el nivel de Inteligencia Emocional es alto, se gestionan mejor los cambios, se convive mejor con la incertidumbre y se tolera mejor la frustración, ya que se fomenta la innovación y la iniciativa en el seno de la misma organización.

 

Mejora el ambiente laboral

La felicidad en el seno de las organizaciones es el objetivo que subyace detrás de estas habilidades. Por eso la inteligencia Emocional Corporativa fomenta el buen clima laboral, tanto dentro de la organización como entre sus colaboradores, para que esa felicidad se acabe trasladando a los resultados de la empresa.