fbpx
Seleccionar página

✔ Hoy en día, la ciberseguridad afecta a cada uno de nosotros en una multitud de niveles. Nuestro trabajo profesional, nuestras vidas personales (incluso nuestros vehículos) dependen de la tecnología que se ejecuta en software complejo. La ciberseguridad de los vehículos modernos es algo a lo que no se le presta la atención que realmente merece.

Hoy en día, la ciberseguridad afecta a cada uno de nosotros en una multitud de niveles. Nuestro trabajo profesional, nuestras vidas personales (incluso nuestros vehículos) dependen de la tecnología que se ejecuta en software complejo. La ciberseguridad de los vehículos modernos es algo a lo que no se le presta la atención que realmente merece.

Las tecnologías avanzadas de asistencia al conductor dependen de una serie de componentes electrónicos, sensores y computadoras. Al avanzar estas características y explorar el potencial de los vehículos totalmente automatizados, la ciberseguridad se debe de centrar para garantizar que estos sistemas funcionen según lo previsto y que estén diseñados para mitigar los riesgos de seguridad.

A medida que la tecnología se vuelve cada vez más integral en nuestras vidas diarias, también lo hace el potencial de ataques a esos mismos sistemas. La ciberseguridad surgió por la necesidad de proteger estos sistemas y la información que contienen. Cuando se aplica a los vehículos, la ciberseguridad asume una función aún más importante: los sistemas y componentes que gobiernan la seguridad deben estar protegidos de ataques dañinos, el acceso no autorizado, daño o cualquier otra cosa que pueda interferir con las funciones de seguridad.

Son cada vez más los usuarios a los que se preocupan la seguridad cibernética y estarían dispuestos a pagar una cantidad adicional al precio de su vehículo para protegerlo ante posibles ciberamenazas.

La ciberseguridad automotriz es un aspecto al que se le empieza a dar la importancia que se merece, y que, en realidad, debería ser algo básico en los vehículos modernos. Los avances tecnológicos que los vehículos traen hacen que los ataques a los sistemas del automóvil son cada vez más comunes, por lo que debemos prestar la máxima atención posible a la protección del software.

Lo que más preocupa a los usuarios, sobre un posible ataque cibernético es el acceso a los datos personales, el seguimiento de la ubicación en tiempo real; y la posibilidad de que los piratas informáticos pudieran influir en la capacidad de conducción del vehículo.

La gran mayoría de los usuarios desconoce si su vehículo dispone de un software que reciba actualizaciones inalámbricas, y aún más de sí este se encuentra debidamente protegido ante posibles amenazas. Estas actualizaciones son vitales a la hora de elevar el nivel de ciberseguridad del vehículo, ya que son las que mantienen el software al día, y sin duda es la mejor manera de proteger un sistema digital tan concreto como este. Por ello, es importante que los usuarios realicen todas las actualizaciones posibles, aunque puedan suponer una molestia extra.

La ciberseguridad del automóvil es un aspecto que no debemos descuidar si queremos proteger nuestro vehículo de posibles ciberataques. Y aquí es donde los concesionarios juegan un papel muy importante, porque, para poder llevarlo a cabo, es fundamental que los usuarios conozcan el funcionamiento de las prestaciones tecnológicas del vehículo.

Por tanto, desde los concesionarios se deben fomentar dos cosas. La primera, el que se explique con toda clase de detalles, todas y cada una de las funciones con las que cuenta el vehículo. Y, además, deben concienciar a los compradores de vehículos con este tipo de sistemas cibernéticos, de la importancia de la ciberseguridad en los mismos, y de los riesgos que se asume si la descuidan.

Lo que está claro es que a medida que se evoluciona hacia la movilidad autónoma, los vehículos se irán conectando en mayor medida entre sí y entre las infraestructuras y redes que los rodean, esto claramente tendrá un impacto positivo en la seguridad, pero también introducirá nuevas vulnerabilidades que necesitaran de una especial atención, ya que representaran un nuevo objetivo para la delincuencia cibernética. La creciente variedad de software e interfaces de comunicación está aumentando la complejidad y la conectividad, haciendo que los futuros automóviles sean significativamente más vulnerables a los ataques de los piratas informáticos. Cualquier riesgo que ponga en peligro la seguridad podría resultar en la pérdida de la privacidad de los datos e impactar negativamente la seguridad del automóvil o incluso causar accidentes. En consecuencia, es primordial implantar tanto medidas de seguridad apropiadas como soluciones de ciberseguridad eficaces y robustas.

¿Te gustaría conocer el mundo de la ciberseguridad empresarial en profundidad?

Si te atrae la ciberseguridad empresarial, ¡estás en el sitio correcto!. Al realizar el curso «Curso Experto en Ciberseguridad Empresarial» serás capas de:

✔ Conocer el complejo mundo de la ciberseguridad desde el punto de vista técnico.
✔ Implementar las políticas de seguridad de la información en el marco legal vigente.
✔ Gestionar y analizar las ciberamenazas y posibles ataques en tiempo real.
✔ Aprender la arquitectura de red, los protocolos seguros e inseguros, sus amenazas y riesgos, la configuración de redes y la seguridad de terminales como un elemento más de la red.
✔ Conocer la seguridad física de nuestras infraestructuras, por las cuales viaja nuestra información y que son la primera línea de defensa antes de nuestros equipos conectados.

Formación online en Ciberseguridad Empresarial

¿Cómo se comunicarán estos vehículos autónomos?

 

Dentro del vehículo. Interacción entre subsistemas del vehículo

Intercambio de información bidireccional con sistemas externos de carreteras como semáforos, farolas, cámaras de tráfico etc.

Interacción con dispositivos móviles de otros usuarios de carretera como peatones, ciclistas, conductores o pasajeros.

Transmisión inalámbrica de datos entre vehículos sobre posiciones o velocidades en tiempo reales.

Intercambio inalámbrico de datos entre vehículos y redes para acceder a infraestructuras.

 

¿Cuáles serán las posibles ciberamenazas?

 

Ataques de suplantación de identidad a través de los sistemas de infoentretenimiento.

Amenazas Persistentes Avanzadas (APA).

Ataques de hackers a través de la conexión del smartphone.

Aplicaciones móviles maliciosas a través del servidor de datos del vehículo.

Ataques de malware a través de las actualizaciones o descargas del software o de los sensores del vehículo.

Ataques de denegación de servicio a través de llaves inteligentes o remotas o de las redes en el vehículo o en la nube. 

Consecuencias potenciales de los ataques cibernéticos

 

Fallo en las funciones de conducción. Perdida del control de frenos, pérdida del control del motor, pérdida del control del volante.

Robo del vehículo. Rastreo de las coordenadas GPS del vehículo, cambio de control, venta del vehículo o exigir un rescate.

Fallo de los sistemas del vehículo. Fallo en las cerraduras de las puertas, luces inoperativas, alteraciones en los sistemas de seguridad del pasajero

Robo de datos. Datos de infraestructura, datos personales, datos de los vehículos.

Accidentes. Cuestiones de responsabilidad, lesiones o fallecimiento del conductor o peatones.

Pérdidas económicas. Daños a la marca, disminución de la confianza del comprador, pérdida de ingresos.

Otros fallos del sistema. Diagnósticos erróneos, interrupción de los sistemas de entretenimiento, navegación manipulada, etc.

Un mundo, el de la ciberseguridad en el automóvil que da mucho que pensar y de lo que queda todavía mucho por descubrir.

Si quieres saber más sobre Ciberseguridad en GADE BUSINESS SCHOOL tenemos el curso que necesitas. www.gadebs.es.

 

Estimado lector, ¡gracias por su tiempo!

Si te gustó este contenido quizás te interese…
MBA: el máster estrella

De Innovación a Negocio

¿Qué es el Branded Content?