Seleccionar página

Digitalización de empresas

 

En los tiempos que corren, la tecnología genera en las empresas un valor diferencial para posicionarse en el mercado actual. Te damos algunas de las claves de la integración en este escenario de la digitalización en constante cambio, donde se paga cada vez más caro el no estar actualizado.

Si quieres emprender, estás comenzando a gestionar tu propia pyme, o te quieres sumar al proceso de la digitalización, te invitamos a seguir leyendo nuestras reflexiones acerca de la importancia de la evolución en los modelos de negocio.

 

1. Qué implica la digitalización. Crear o adaptar tu pyme al mundo digital

 

La digitalización abraza diversos ámbitos en los que los modelos de negocio se ven afectados. Desde las novedosas formas de comunicación, hasta los procesos colaborativos como estructuras innovadoras.

Los principales focos de la era digital se sitúan en la conectividad, los datos y la movilidad. Todas ellas se presentan como herramientas imprescindibles para la mejora de la productividad y la calidad del trabajo.

Pero los cambios que esta hiperconectividad han generado van más allá de la presencia en Internet y de lo que esto se acompaña. Significa también, que habrá que realizar ciertos cambios estructurales dentro de las propias empresas y negocios. Transformar, por ejemplo, los procesos de producción, los canales de venta, perfiles profesionales y formas de atención al cliente, quien ha cambiado su forma de consumo y demanda. La cultura de la pyme debe impregnarse de esta nueva visión implicando a todos por igual.

En definitiva, para que tu pyme o emprendimiento sea considerado digital, debe servirse de las tecnologías para diferenciarte de la competencia, ser más eficiente simplificando procesos y tener más éxito en tus ventas llegando a clientes o mercados que de otra manera no sería posible.

Analizar el factor diferenciador que la tecnología puede aportarte es una tarea en la que merece la pena invertir. Encontrar los beneficios y aprovechar tu máximo potencial en este contexto debe ser la meta de tu estrategia digital.

Y las áreas en las que tendrás que trabajar e invertir son diversas y se encuentran interrelacionadas. Estas son: el marketing digital, las redes sociales, el e-commerce y el análisis de los datos. Así como la innovación de servicios y productos que ofreces, la automatización de los procesos, y el uso de herramientas colaborativas.

Del mismo modo, habrá que mejorar las habilidades de los propios emprendedores y trabajadores en el ámbito digital (o contar con proveedores externos que sumen digitalmente) y construir una cultura que empape a toda la estructura de la pyme y sea asimilada por ella.
Todas estas facetas trabajan para sostener los tres pilares en los que descansa la digitalización: cliente, negocio y empresa.

 

2. Los beneficios de  diseñar mi negocio orientándome a lo digital

 

  • En primer lugar, la digitalización te proporciona una base diferenciadora en los actuales mercados. Y sin duda, serás mucho más competitivo y adaptable a los cambios que seguirán produciéndose en el futuro. Si te quedas estancado en viejos modelos, puede que no estés llegando a gran parte de tus clientes ideales. Te motivamos a ser proactivo tanto en la producción como en la promoción y la venta de tus productos o servicios.

 

  • Además, tu visión pondrá el foco en el cliente. Es una evolución inevitable, un salto que hay que dar y que afectará a diversas áreas de tu negocio. Conocer y comprender al cliente es algo fundamental en la nueva cultura digital. Los clientes ahora son más exigentes y tienen una amplísima oferta en Internet. Pero también pueden ayudarte a proyectar una imagen positiva y confiable de tu propia marca.

 

  • El marketing es ahora más personalizado que nunca, segmentado y adecuado a la satisfacción del cliente. El consumidor es escuchado y la comunicación con él es bidireccional y mucho más cercana. Herramientas como las redes sociales, los CRM (software empresarial orientado a la gestión de clientes) y el big data, te dan información de valor para escuchar y conocer al cliente en profundidad.

 

El análisis de los datos digitales te dará un buen feed back acerca de tu negocio.
Digitalización y análisis de datos

El análisis de los datos como fuente valiosa de información en la digitalización de las pymes.

 

  • Es una inestimable fuente de información para muchos ámbitos de tu pyme. Como comentábamos, podrás saber muchas cosas acerca de tus clientes. Pero también será un gran aliado en la toma de decisiones y analítica de resultados. Optimización de campañas, geolocalización, observación y medición de las experiencias y un sinfín de fenómenos que ocurren en tu website, tu publicidad, tu competencia, etc.

 

  • Con la digitalización se eliminan las fronteras geográficas para tu empresa permitiendo llegar a muchos más clientes y competidores. Del mismo modo, la difusión de contenido de tu marca será más eficaz y menos complicada. Además, podrás comunicarte en cualquier momento y desde cualquier lugar.
    Por otra parte, la coordinación y comunicación entre socios y trabajadores, clientes, proveedores, etc. simplifican los flujos de trabajo.

 

3. La digitalización implica un cambio de mentalidad en las pymes. Evoluciona hacia una cultura empresarial diferente

 

Al margen del ámbito del marketing digital, la tecnología y la relación con el cliente, hay una transformación interna que ha de producirse en el núcleo del negocio. Se trata de transformar la cultura corporativa. Este cambio intrínseco y profundo resulta fundamental para acompañar al proceso global tecnológico (y aprovecharlo al máximo), mientras se afrontan con éxito los nuevos desafíos.

Las personas que hacen posible la pyme deben estar dispuestas a afrontar los procesos bajo nuevas perspectivas y ser facilitadoras de la transformación. Por ejemplo, el uso de determinadas herramientas para compartir información, cambia la manera de comunicación entre empleados y directivos. El flujo de la comunicación es mucho más horizontal, colaborativa y menos jerárquica.

En general, significa que todos los que forman parte de la empresa deben aprender nuevas habilidades o competencias para hacer viable la transformación. Estar comprometidos con el nuevo paradigma y orientarse hacia la satisfacción con el trabajo.

Paralelamente, el liderazgo de cualquier pyme debe guiar y facilitar la transformación digital con flexibilidad. Esto se traduce en ser consciente de la necesidad de ser menos jerárquicos y plantear un liderazgo abierto. Consecuentemente, el acceso a la información debe ser más democrático y las decisiones no estarán tan centralizadas. Los líderes digitales fomentan la innovación como eje fundamental, la adaptación constante y la formación. Así como el aprendizaje colectivo y el trabajo multidisciplinar. Como líder de una pyme que piensa en innovar, debes asumir las inversiones en lo digital y tomar riesgos como norma cultural para la mejora competitiva.

En definitiva, evolucionar hacia una cultura digital en tu empresa significa replantearse el modelo organizacional necesariamente.

En Gade somos conscientes del poder de la digitalización en las empresas y su inevitable transformación. Como escuela de negocios online, dedicamos gran parte de nuestros temarios a potenciar dicho enfoque digital y fomentar entre nuestros alumnos una toma de conciencia hacia el nuevo paradigma.

Puedes consultar nuestra formación relacionada y actualizada: nuestro Máster MBA Oficial Online (en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos) o nuestro Máster de Emprendedores.