Seleccionar página

Ser competitivo en la sociedad no depende del conocimiento que tengamos en la actualidad, sino de la capacidad que tengamos de aprender y de desarrollar todas las capacidades que nuestro cerebro tiene. La lectura es una habilidad clave en el aprendizaje.

Las habilidades como la lectura, calcular, reconocer o recordar son habilidades comunes de los humanos. Las áreas anatómicas activas son únicas para cada habilidad, pero hay características comunes a todas ellas. Debemos de fortalecer las habilidades mentales, ya que si son débiles se dificulta considerablemente el aprendizaje. Las habilidades fuertes hacen que el aprendizaje sea más rápido, fácil y divertido.

El entrenamiento cerebral puede hacer que se fortalezcan las habilidades mentales para desbloquear la dificultad de aprendizaje. Múltiples investigaciones científicas y ensayos clínicos demuestran que las habilidades pueden fortalecerse de una manera exitosa.

Las habilidades cognitivas son las habilidades subyacentes para ejecutar actividades como leer, pensar, recordar, resolver problemas etc. Si estas habilidades cognitivas, como velocidad de procesamiento, memoria de trabajo, atención, memoria a largo plazo, procesamiento visual, procesamiento auditivo, lógica y razonamiento son fuertes, el aprendizaje será fácil.

No podemos pensar que las habilidades cognitivas son fijas y que cada persona se queda estancada con las habilidades que la suerte le asignó al nacer.

El éxito de la educación depende en parte de la calidad de la enseñanza, pero también de como aprende cada estudiante. El entrenamiento apropiado de habilidades cognitivas puede ayudar a construir una base sólida que permita a cualquier estudiante llegar a su máximo potencial.

Hay tres elementos que pueden afectar a la capacidad intelectual:

El primer elemento va asociado a la información sensorial que recibe la persona. Vista, oído, tacto, etc. cualquier alteración médica de los sentidos puede influir en la capacidad de aprendizaje, por lo que debe ser tratado de inmediato para no limitar la capacidad intelectual.

En segundo lugar, hablamos de las habilidades cognitivas innatas como la memoria, la atención y la velocidad de procesamiento.

El tercer lugar, incluye todo el contenido aprendido almacenado en la memoria.

Cualquier estudiante de la edad que tenga puede beneficiarse del entrenamiento de las habilidades cognitivas. El cerebro es asombroso y pese a pensar que estamos atascados con la inteligencia que recibimos al nacer, la capacitación adecuada puede mejorar la capacidad de pensar y procesar la información de cualquier estudiante.

Las habilidades se desarrollan por dos componentes principales como son la aptitud y la experiencia.

La aptitud es el nivel que traemos de forma innata para desarrollar esa habilidad. La experiencia es la práctica de actividades que nos ayudan a pulir la aptitud y desarrollarla convirtiéndola en una habilidad.

Todos los seres humanos nacemos con una aptitud para realizar ciertas actividades y cuando esa aptitud es alta, es cuando le llamamos “talento”. En muchas ocasiones tenemos que suplir el talento natural esforzándonos más y dedicando más tiempo para practicar y mejorar. Esto pasa en todas las actividades físicas, motrices y cognitivas. Esto lleva dedicación, esfuerzo y sobre todo perseverancia.

Una buena técnica para mejorar las habilidades cognitivas es la estimulación cognitiva (EC) generando cambios en la plasticidad cerebral, mejorando la capacidad del sistema nervioso para modificar su estructura y funcionamiento, reaccionando y adaptándonos a la diversidad del entorno.

El objetivo de la estimulación cognitiva es mejorar el funcionamiento cognitivo de las habilidades todavía preservadas, para tener un mayor rendimiento estudiantil, laboral etc.

Para mejorar las habilidades cognitivas tienes a tu disposición múltiples herramientas:

Juegos de entrenamiento cerebral (Brain Training). Son aplicaciones para móviles, tablets y ordenadores que te permiten trabajar las habilidades cognitivas y funciones ejecutivas en diferentes niveles, creando un ranking con las puntuaciones de otras personas que hacen uso de la aplicación. Algunos de los más conocidos son: Lumosity, Elevate Brain Training o NeuroNation entre otros.

Plataformas online de ejercicios de estimulación cognitiva. Son programas en línea que proporcionan a los usuarios actividades dinámicas de rehabilitación y estimulación de la capacidad mental. Algunos de ellos son: NeuronUP, Kwido o Mementia.

Neurotecnología para la estimulación cognitiva. Las últimas novedades para producir cambios neuroplásticos en las áreas cerebrales responsables de las capacidades cognitivas con equipos de EEG que registran las actividades cerebrales de cada persona para realizar de manera individualizada las intervenciones necesarias para producir mayor neuroplasticidad cerebral, mejorando la atención, memoria y velocidad de procesamiento.

En la actualidad existen múltiples herramientas y técnicas de estimulación para ayudar a trabajar las diferentes habilidades cognitivas y funciones ejecutivas. Son fácilmente accesibles para todas las personas y muchas de ellas ofrecen retroalimentación sobre los progresos obtenidos.

Leer más: Estudiar en una Escuela de Negocios