Seleccionar página

En una etapa de cambios constantes a todos los niveles, los responsables de RR.HH de las empresas están destinados a adaptarse y a realizar profundos cambios en el desarrollo y gestión de los nuevos candidatos del S. XXI.

Nos encontramos en una nueva era, algunos ya la llaman la Cuarta Revolución Industrial donde la fuerza laboral cada día es más digital, diversa, eficiente con nuevos perfiles, herramientas, tecnología y modelos de negocio, donde el reto fundamental de las empresas está en cubrir las nuevas necesidades laborales con los requerimientos que demanda el nuevo mercado laboral.

El cambio viene determinado no solo a la hora de comunicarse con los clientes sino a la hora de comunicarse con los propios empleados, por lo tanto, el departamento de RR.HH tiene una gran responsabilidad y a la vez oportunidad de afrontar nuevos retos.

Debemos de tener en cuenta la importancia de la adaptación y reciclaje que deben tener los departamentos de RR.HH ante un mercado cambiante en todos los aspectos.

Nos encaminamos hacia organizaciones estructuradas de manera muy diferente a como se hacía unos años, donde se rompe la estructura jerárquica para priorizar en el trabajo en equipo: team- centric con los suficientes recursos y capacidades para tomar decisiones. En estos equipos deberán destacar los líderes con capacidades de comunicación, resiliencia y pensamiento sistemático. Líderes que conozcan las habilidades de cada equipo, saquen lo mejor de ellos y los lleven a los resultados esperados. Además, deben de ser líderes digitales con nuevos modelos de liderazgo, donde las empresas aspiran a nuevas metas como la innovación. Para aprovechar al máximo la transformación digital y utilizarla como ventaja competitiva, las empresas deben ser capaces de colaborar e innovar, por lo tanto, la gestión debe basarse en equipos y no en personas.

Nos encaminamos hacia la digitalización del departamento de RR.HH donde este juega un papel muy importante en la empresa, por un lado, transformando las actividades del propio departamento y por otro, transformando la fuerza laboral.

La selección y reclutamiento también ha cambiado sustancialmente, con una tendencia incipiente hacía la Selección y Reclutamiento 2.0 a través del Mobile Recruiment.

Las empresas también deberán ofrecer oportunidades de aprendizaje y desarrollo continuo hacía las nuevas tecnologías, implementando modelos profesionales dinámicos y mejorando la cultura corporativa, donde se debe de cambiar la forma de gestionar y cuidar a las personas, que es realmente el verdadero objetivo de un departamento de RR.HH.

Por parte de la empresa se deberá proyectar una imagen de marca atractiva: employment branding que sea capaz de atraer el mejor talento y el employee brand con la base una muy buena experiencia del empleado, que se traduce en reputación para la empresa y ventaja competitiva.

Uno de los principales objetivos que se plantean los departamentos de RR.HH, es conseguir una mayor participación y colaboración entre sus empleados permitiendo a éstos tomar mayor control de sus experiencias dentro de las organizaciones, para las que trabajan fomentando la solidez del equipo humano acercándolos a la filosofía y objetivos de la empresa. De esta manera, conseguiremos que los empleados se sientan más cercanos y cuidados por la empresa, aumentando su implicación y participación, siendo también útil para la empresa a la hora de tener una visión más global de lo que sucede entre sus empleados. Por ello, es muy importante el feedback entre directivos y empleados, mejorando la comunicación interna como experiencia muy positiva para el trabajador, sintiéndose más valorado y motivado en su puesto de trabajo.

Por otro lado, las nuevas tecnologías nos brindan la capacidad de monitorizar el rendimiento de los empleados, siempre encaminado a la motivación del personal, con gratificaciones o premios, así como la formación 2.0, creando itinerarios formativos para cada empleado o departamento. Mediante herramientas 2.0 también se fomenta el aprendizaje colaborativo (crowdlearning) haciendo que los propios empleados también se transmitan el conocimiento entre ellos.

El departamento de RR.HH también deberá mejorar la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) promoviendo la conciencia social y la sostenibilidad entre los empleados, por lo tanto, debe de apoyar las acciones de la empresa y darlas a conocer al resto de empleados con el fin que compartan los ideales de la organización y cumplan con la RSC dentro y fuera de la organización, trabajando por la sostenibilidad y la mejora social.

Unos de los principales retos de los departamentos de RR.HH del s. XXI es por un lado, añadir valor a la organización, afrontar la productividad como herramienta de cambio, el poder del conocimiento, gestión de empresas multigeneracionales y las diferentes combinaciones en las formas de trabajo.

Si el mundo de los RR.HH te interesa, tienes que tener en cuenta que el mercado laboral se transforma y tu carrera profesional con él. Busca soluciones a los desafíos y saca partido a las últimas tendencias en coordinación de departamentos, asignación de funciones o desarrollo estratégico, aprovechando al máximo las habilidades del equipo.

La Escuela Superior GADE tiene en el mercado su Master en Dirección de RR.HH ofreciendo una solución formativa a esta nueva demanda del mercado.

Si quieres especializarte en Recursos Humanos realiza el Master en Dirección de RR.HH, donde podrás poner en práctica las técnicas de reclutamiento, selección, organización y motivación empresarial.

Leer más: La conciliación se convierte en un importante reclamo para el talento en las empresas