fbpx
Seleccionar página

✔ El compliance o cumplimiento normativo consiste en establecer las políticas y procedimientos adecuados para garantizar que los empleados de una empresa, incluidos sus directivos y trabajadores, cumplen con el marco normativo aplicable. No solo nos referimos a las normas legales, como las leyes y los reglamentos, sino también las políticas internas, los compromisos con clientes, proveedores o terceros. Sin dejar atrás los códigos éticos que la empresa se haya comprometido a respetar, existen casos en los que una actuación puede ser legal pero no ética, y nos interesa completar la legislación y las normas internas con aquellas otras que nos impidan en el seno de una empresa llevar a cabo actuaciones poco éticas, aunque legales.

El compliance está cobrando mucha importancia en el ámbito empresarial hasta el punto de dar origen a una nueva figura muy solicitada: el compliance officer. Todavía existen profesionales que desconocen en qué consiste el compliance, o que piensan que es algo que sólo les interesa a las grandes empresas, y mucho menos conocen esta nueva figura. El compliance officer se ha convertido en pocos años en una de las opciones profesionales con mayor protagonismo y de las más demandadas en el mercado laboral jurídico-empresarial

La reforma del Código Penal ha llevado a replantearse muchos procedimientos y prácticas en las empresas. Esta reforma introdujo en nuestro ordenamiento la responsabilidad penal de las personas jurídicas, que se convierten en penalmente responsables de los delitos cometidos por sus representantes legales y administradores.

El papel del Compliance Officer se está generalizando debido a la entrada en vigor de dicha reforma, pasando así a un concepto preventivo del cumplimiento normativo.

 

El Compliance Officer actúa como encargado de las tareas relativas al cumplimiento y experto en la materia, es responsable de establecer las normas y la aplicación de los procedimientos para asegurar que los programas relativos al mismo en toda la organización son eficaces y eficientes en la identificación, prevención, detección y corrección de las faltas de cumplimiento con las normas y reglamentos aplicables.

Los principios que deben regir cualquier actuación de un Compliance Officer deben estar basados en la independencia de la función respecto del negocio, es imprescindible que exista una involucración seria, efectiva y real de la Alta Dirección de la Empresa.

Para lograr todos estos propósitos, es imprescindible la existencia de una estructura organizativa en consonancia con los fines que se pretendan, así como los medios económicos suficientes para posibilitar la realización de los objetivos de la empresa.

¿Te gustaría ser un experto 100% preparado en asesoramiento empresarial?

 

Todas las empresas necesitan asesoramiento, por pequeño que sea. Pero una buena orientación solo es posible contratando a profesionales cualificados y solventes. Si tú quieres ser parte de ese selecto grupo de profesionales reputados, ¡estas de enhorabuena! GADE BS ha confeccionado el «Máster de Asesoría de Empresas»; formación exclusiva para desarrollar una visión multidisciplinar dentro de la empresa potenciando la capacidad analítica y las habilidades de dirección.

Portada del Máster de Asesoría de Empresas

▸📝 27 MÓDULOS + 🎓 TRABAJO FIN DE MÁSTER | 🌟 FORMACIÓN ACREDITADA POR LA UCAV◂

 

Objetivo: El responsable de Compliance o Compliance Officer tiene como objetivo principal implementar un “Programa de Cumplimiento” basado en procedimientos que aseguren un cumplimiento normativo interno y externo en sentido amplio por parte de los directivos y empleados de la empresa.

Funciones: El Compliance Officer es la persona responsable de supervisar y gestionar todas las cuestiones relacionadas con el cumplimiento normativo. Sus principales funciones son:

  • Identificación de riesgos. Realiza evaluaciones periódicas para determinar si las políticas se ajustan a la ley.
  • Analizar cambios estatutarios y reguladores.
  • Determinar medidas preventivas y correctivas.
  • Impartir formación a directivos y empleados para que conozcan y apliquen todas las normas. Forma y educa a todos los departamentos y empleados para que estén informados de cualquier cambio legal y de las actualizaciones de las directrices de cumplimiento.
  • Revisar periódicamente la actualización de los procedimientos. Supervisa todos los procesos y procedimientos operativos utilizando un programa de gestión de Compliance para garantizar que la empresa cumpla con todas las normas legales y éticas
  • Gestiona el flujo de información con la investigación, registro y análisis de datos e información. Con un flujo regular de información y la realización de evaluaciones de riesgos de cumplimiento, se asegura de que la empresa funcione sin problemas.
  • Actúa como persona de contacto y enlace entre los jefes de departamento y la alta dirección.

Es necesario crear protocolos específicos de cumplimiento normativo que afecten a las diferentes áreas funcionales. El empresario no es posible que se encargue de todo, por ello necesita delegar sus funciones, aunque no sus responsabilidades. Ante esta situación, el Compliance Officer asume estas competencias delegadas del empresario a sus subordinados, comenzando así una labor de supervisión y vigilancia de estas personas.

Con la reforma de la que hablábamos anteriormente, una persona jurídica puede incurrir en responsabilidad si hay delito. Los más frecuentes en el ámbito empresarial son los de corrupción, estafa y medio ambiente. Y el Compliance Officer es la persona responsable de la supervisión y gestión del cumplimiento de la normativa a este respecto.

Los Compliance Officer requieren tres aptitudes principales: comprensión de la ley y las políticas, conocer bien el sector para el que trabajan y destreza en el manejo de datos.

Otros requisitos adicionales son: Pensamiento y capacidad analítica. Gran capacidad de comunicación. Integridad legal y moral. Pensamiento estratégico. Buen dominio del inglés. Conocimiento profundo de la empresa y del mercado correspondiente. Experiencia en gestión de recursos.

Un Compliance Officer suele ganar un sueldo alto, lo que refleja el elevado grado de responsabilidad que conlleva su cargo: al fin y al cabo, es responsable de garantizar que las actividades de la empresa cumplan con todos los requisitos legales y las normas éticas. En comunicación directa con la dirección, los responsables de cumplimiento supervisan y garantizan que la empresa cumpla todas las leyes, políticas y reglamentos cuando trabaja para alcanzar sus objetivos empresariales. Para que exista una responsabilidad civil, deben darse los siguientes elementos: el daño, el incumplimiento, la relación de causalidad y la culpa. El daño puede ser patrimonial, no patrimonial o incluso reputacional.

Si te gusta el mundo del Compliance en GADE BS tenemos el curso que necesitas para incorporarte de lleno al mercado laboral. www.gadebs.es

Estimado lector, ¡gracias por su tiempo!

Si te gustó este contenido quizás te interese…
¿Qué son las cookieless?
Las finanzas descentralizadas
SAP Materials Management