Seleccionar página

La formación que combina la aplicación de las nuevas tecnologías y la enseñanza guiada por profesores se denomina formación blended (o blended learning) y es tendencia en el ámbito de la formación para empresas y colectivos. Desde nuestra escuela de negocios te explicamos que ventajas aporta la formación blended y en qué materias resulta más eficaz.

La formación blended se caracteriza por ser un modelo de formación combinado, basado en la tecnología e-learning y la formación guiada por un profesor. En esta modalidad de formación, la tecnología resulta un apoyo fundamental en el proceso formativo y la interactividad es clave para que se alcance el éxito.

La formación blended se utiliza a menudo en cursos y formaciones a medio o largo plazo, sobre materias que buscan el desarrollo de habilidades interpersonales, la formación sobre determinadas capacidades de aplicación en el entorno laboral o el aprendizaje de idiomas, por poner algunos ejemplos.

 

Ventajas de la formación blended

En la formación blended, su principal ventaja es la complementariedad que propone, al combinar elementos de e-learning con la enseñanza tradicional que aportan los tutores, bien con clases presenciales o por videoconferencia. Este modelo permite profundizar o ampliar los contenidos tratados en clase y ponerlos en práctica con actividades participativas.

Sin embargo, no es la única ventaja que ofrece este sistema de formación:

 

Flexibilidad

Qué vas a leer en este post:

La formación blended, al integrar elementos de e-learning, aportan al usuario la flexibilidad de estudiar a su ritmo, con acceso a contenidos a través de Internet. Sin embargo, incluye ese factor humano que representa el tutor-profesor, del que recibe un apoyo constante a través de sistemas basados en la red.

 

Iniciativa

Aún con apoyo de los profesores, este sistema se basa en el autoaprendizaje, lo que permite al alumno avanzar de forma estructurada y progresiva hasta alcanzar los objetivos formativos que se ha propuesto.

 

Seguimiento

La formación blended permite a los tutores y profesores realizar un seguimiento personalizado de los alumnos y adaptarse a su ritmo de aprendizaje. Además, los alumnos tienen la oportunidad de profundizar en estas competencias gracias a las aportaciones de los profesores.

La formación blended consigue integrar, complementar y combinar los recursos, metodologías y técnicas que plantean tanto la metodología presencial como la online. De esta forma, se crea una nueva modalidad educativa en la que se han fusionado ambos modelos y donde se encuentra el equilibrio adecuado al eliminar o minimizar los problemas que suelen presentarse en su uso por separado.